Nicosia prorroga el 'corralito' a la espera de una solución al rescate

El Gobierno chipriota busca en Rusia una mayor implicación para salvar la economía del país

| Nicosia |

Valorar:
preload
El ministro de Finanzas de Chipre, Michael Sarris, responde a los periodistas tras reunirse con su homólogo ruso.

El ministro de Finanzas de Chipre, Michael Sarris, responde a los periodistas tras reunirse con su homólogo ruso.

21-03-2013 | SERGEI CHIRIKOV
SIN ACUERDO LA PRIMERA REUNIÓN ENTRE MINISTROS DE FINANZAS RUSO Y CHIPRIOTACyprus Orthodox Archbishop Chrysostomos makes statements after a meeting with President Anastasiades, in Nicosia

Chipre vivió ayer una nueva jornada en compás de espera, en la que no pudo solucionarse el vacío surgido a raíz del rechazo parlamentario a la tasa sobre los depósitos privados y cuya única decisión consistió en anunciar que los bancos permanecerán cerrados hasta el próximo martes.

«Vivimos horas difíciles, pero los líderes políticos haremos nuestro deber. No tenemos semanas, tampoco días a nuestra disposición. Tenemos solo unas horas para salvar el país», fue el dramático mensaje con el que resumió el momento el presidente en funciones del partido gobernante DISY, Averof Neofitu.

Neofitu hizo estas declaraciones al término de una reunión del presidente chipriota, Nikos Anastasiadis, con su Consejo de Ministros, celebrada tras una jornada frenética de citas con los partidos, con el Banco Central y con la troika, entre todos.

Plan 'B'

Posteriormente, Anastasiadis y los líderes de los partidos aprobaron la creación de una comisión técnica para elaborar un plan 'B' encaminado a buscar otras vías para cubrir la aportación de 5.800 millones de euros exigida por el Eurogrupo a cambio del rescate de la troika.

Según informaciones de la cadena RIK, la idea que se planteaba era reducir o incluso eliminar la tasa a los depósitos y reunir el monto necesario a través de fuentes alternativas, como los fondos de la Iglesia o de la Seguridad Social.

Mientras, en Moscú, el ministro chipriota de Finanzas, Mijalis Sarris, intentaba convencer al Gobierno ruso de que se implique más en el rescate a la economía del país, algo que por el momento no parece haber dado frutos.

«No hay noticias de Moscú. No debemos tener esperanzas injustificadas», dijo lacónicamente Neofitu. La única decisión palpable fue que Sarris decidió prolongar su estancia en la capital rusa.

El resto fueron numerosas especulaciones, entre las que figuró una posible compra por parte de Rusia del Laiki Bank, el segundo banco de la isla, intervenido por el Estado chipriota en un 84 %.

La información se mantuvo durante algunas horas en los medios locales, pero acabó siendo desmentida por el Gobierno, la propia entidad financiera y el Banco Central chipriota.

Sólo se hizo un anuncio oficial, que fue la prolongación del denominado 'festivo bancario' hasta el próximo martes.

La única vía de acceder al dinero para los chipriotas seguirán siendo pues los cajeros automáticos, que ayer funcionaban con normalidad, con pocas colas, pero con una afluencia continuada.

Anastasiadis mantuvo además conversaciones telefónicas con la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, François Hollande.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

vs
Hace más de 6 años

Jo diria al partot Més que no hi ha prou amb ser una petita illa independent, coom ara Xipre, per garantir la prosperitat i una vida sense ensurts financers.

Valoración:-1menosmas

vs
Hace más de 6 años

"Bienvenido Míster Poutine".

Valoración:-1menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1