Saludo con los brazos en alto de Jaled Meshal tras su llegada a la frontera de Rafah, al sur de Gaza. | Ali Ali

3

El líder del movimiento islamista Hamas, Jaled Meshal, llegó ayer a Gaza en su primera visita a la franja y pisó tierra palestina por primera vez desde que se exilió hace 45 años.

El primer ministro de Hamás en Gaza, Ismail Haniya, recibió en el paso fronterizo con Egipto de Rafah a Meshal, que vive exiliado en Damasco, junto su 'segundo', Musa Abu Marzuq, y otros líderes del movimiento.

También formaban parte de la comitiva de bienvenida varios ministros y altos cargos de Hamás, así como líderes locales de las distintas facciones palestinas, incluido el movimiento rival Al Fatah, encabezado por el presidente Mahmud Abás.

Resistencia

La visita de Meshal a Gaza «es el fruto de la resistencia armada, de la victoria que Hamas consiguió durante la guerra de ocho días (contra Israel) en noviembre», dijo el portavoz de Hamas Sami Abu Zuhri, antes de indicar que se prolongará durante tres días.

«Ahora Gaza es libre y puede recibir a todos los visitantes que quiera», añadió.

El Gobierno de la Franja de Gaza anunció ayer la próxima liberación de 80 presos que ya han cumplido al menos dos tercios de su condena, en un gesto de celebración por la admisión de Palestina como Estado observador no miembro de Naciones Unidas.

El portavoz del Ministerio del Interior, Islam Shahwan, explicó que el ministro, Fathi Hamad, ha tomado esta decisión para reconocer la integración palestina en la ONU y también la «victoria» de las milicias gazacíes sobre Israel en la ofensiva de noviembre, ha informado la agencia de noticias Maan.

El anuncio coincide con la visita de 48 horas a la Franja del líder de Hamas en el exilio, Jaled Meshal, coincidiendo con el 25 aniversario de la fundación de la milicia.

En la histórica visita, Jaled Meshal prometió «liberar» Jerusalén y Cisjordania.

En una rueda de prensa con Ismail Haniye, primer ministro de Hamás en Gaza, Meshal agradeció a los palestinos y a la resistencia armada la «liberación» de la Franja de la ocupación israelí.

«Sin todos vosotros hoy no estaría aquí. Os lo debo a vosotros y a todos los miembros de las milicias de los grupos de la resistencia palestina armada. Hoy es Gaza y, mañana, serán Cisjordania y Jerusalén», dijo en Rafah, poco después de cruzar el paso fronterizo con Egipto.

Las lágrimas se asomaron a los ojos del jefe del buró político del movimiento islamista cuando cruzó el paso fronterizo con Egipto de Rafah y se arrodilló para besar el suelo y agradecer a Alá su regreso a tierra palestina, que abandonó al exiliarse con su familia en 1967.

Visitar Gaza es el tercer nacimiento en mi vida. El primer fue cuando nací; el segundo, cuando renací después de que el enemigo intentase asesinarme en 1997, y el tercero es hoy. Espero que mi cuarto nacimiento sea cuando liberemos toda Palestina», afirmó en declaraciones emitidas por el canal de Hamas Al Aqsa TV.