La Eurozona y el BCE se enfrentan al FMI y rechazan una quita en la deuda griega

Alemania lidera la oposición a perdonar dinero a la paupérrima economía helena

| Bruselas |

Valorar:
preload
La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, asistió a la reunión del Eurogrupo.

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, asistió a la reunión del Eurogrupo.

26-11-2012FRANCOIS LENOIR

La Eurozona y el BCE se unen contra el FMI para que desista de reclamar una quita sobre la deuda griega. Por otra parte, el Fondo Monetario Internacional quiere que la zona euro acceda a recortar de inmediato la deuda de Grecia en 20 puntos porcentuales en relación al PIB y busca una mayor reducción en el futuro para que las finanzas de Atenas sean sostenibles, dijo una fuente cercana a las discusiones de la UE y el FMI.

EL recorte, que equivaldría a 40.000 millones de euros, podría ser alcanzado mayormente a través de rebajas de tasas de interés y extensiones en los vencimientos de los préstamos a Grecia, aseguró la fuente.

Enfrentados

Los ministros de Finanzas de la zona euro, el Banco Central Europeo (BCE) y el FMI sostenían anoche una tercera ronda de conversaciones para decidir cómo hacer de la deuda de Grecia, que se espera suba a 190 por ciento del PIB el próximo año, más sostenible al reducirla al 120 por ciento o menos para el 2020.

El FMI y los ministros están enfrentados sobre la forma de lograr la meta, en momentos en que el prestamista internacional está presionando por una fuerte reducción de la deuda griega a través del perdón de algunos préstamos oficiales a Atenas que ahora son la mayor parte de las obligaciones del país.

Alemania, el mayor acreedor de Grecia, se opone al perdón de deuda para Atenas. Sin medidas adicionales, la deuda griega podría caer solo a un 144 por ciento del PIB en ocho años, sustancialmente por sobre la meta del 120 por ciento. Muchas autoridades incluso ven el 120 por ciento como muy alto para Grecia, que se encuentra en su quinto año de recesión y se encamina a otra contracción en el 2013.

Ningún país de la eurozona aceptaría una quita sobre la deuda griega en manos de los acreedores públicos, indicó hoy el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, que expresó la oposición de Berlín a ese respecto y subrayó que «todos los Estados miembros» coinciden en que no es posible.

«Todos los Estados miembros dijeron en el Eurogrupo de hace una semana que según sus respectivas bases jurídicas, no pueden aceptar una quita si tienen que dar al mismo tiempo nuevas garantías» para financiar el rescate griego, señaló Schäuble en Bruselas. El ministro alemán lamentó que las críticas se centren únicamente en Alemania y que su rechazo sea un «problema típicamente germano», ya que lo es de toda la Eurozona.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.