11

Un centenar de personas semanifestaron ayer en Bolonia, Italia, en la marcha de ‘las viudas de la crisis’, convocada por esposas y familiares de decenas de pequeños empresarios o desempleados que se han suicidado a causa de la recesión, informó el diario Il Giornale.

La manifestación fue convocada por Tiziana Marrone, la viuda de un artesano que se quemó a lo bonzo frente a la delegación de Hacienda en Bolonia el pasado 28 de marzo ahogado por las deudas y se desarrolló bajo la consigna: «Trabajadores con experiencia en la muerte en el ámbito familiar pide una solución al problema»

Los manifestantes depositaron una corona de flores en el lugar donde se suicidó Giuseppe Campaniello y leyeron los nombres de algunos empresarios que se suicidaron por problemas económicos.

Con esta marcha, Marrone y otras viudas quieren llamar la atención de las autoridades italianas sobre los suicidios de quienes se ven sobrepasados por las deudas.

Estudio

El hecho de que cada día se suicide un italiano como consecuencia de la crisis económica, según Eures, el portal de la Comisión Europea encargado de asuntos de trabajo, ha empezado a alarmar a la sociedad italiana, que escucha impotente las historias personales de los nuevos suicidas semana tras semana.

El último caso es el de un empresario de 55 años de Mamoiada (Cerdeña) que tuvo que cerrar su empresa y despedir a los dos hijos que trabajaban en ella, y que el pasado viernes se pegó un tiro en las viñas de su propiedad.

El primer ministro italiano, Mario Monti, señaló que los suicidios reflejan «las condiciones verdaderamente dramáticas de la crisis», a lo que la viuda del artesano replica que ninguna institución o responsable político la apoyó después de la muerte de su marido. Los medios italianos recogen que en los últimos dos meses se han suicidado por este motivo casi una treintena de empresarios y, según la asociación de artesanos y pequeños empresarios CgiaMestre, entre 2008 y 2010 las muertes por la crisis aumentaron casi el 25 %.