0

El ex presidente de la Cámara de Representantes, el ultraconservador Newt Gingrich, traslada desde ayer su «insurgencia» electoral a Florida, tras vencer el sábado a Mitt Romney, el otrora favorito en las primarias republicanas de Carolina del Sur. Gingrich ganó el sábado en las primarias de Carolina del Sur, las primeras en el sur del país, luego de superar a Romney en las encuestas de opinión.

«No tenemos la cantidad de dinero que tiene al menos uno de los candidatos, pero tenemos ideas y tenemos gente. Acá en Carolina demostramos que el poder del pueblo con las ideas correctas vence al copioso dinero», afirmó Gingrich en un discurso de 20 minutos tras conocer los resultados. En las primeras primarias del sur de EEUU el ex presidente de la Cámara de Representantes (1995-1999) ganó con un 40%, contra el 28% de Romney, que empezó la semana con una ventaja de 23 puntos.

En tercer lugar, el exsenador de Pensilvania, Rick Santorum, obtuvo el 17% y, por último, el legislador tejano Ron Paul tuvo el 13%.

Ayudadme

«Gracias, Carolina del Sur!, ayúdenme a lograr el golpe del nocaut en Florida», dijo Gingrich en su cuenta de Twitter.
Los votantes más conservadores del movimiento «Tea Party», los cristianos y evangélicos y los de menores ingresos le dieron la espalda a Romney, que en 2008 había quedado en cuarto lugar. Romney es considerado un candidato moderado, profesa el mormonismo y, según analistas, como millonario proyecta una imagen de «desconectado» de la realidad del ciudadano de a pie.