El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, hablando ayer en el Parlamento Europeo. | Reuters - VINCENT KESSLER

El euro cayó ayer a mínimos de hace once meses contra el dólar, en una tendencia que persistió hasta el cierre de Wall Street al crecer las preocupaciones por la falta de unidad entre las naciones europeas para enfrentar la crisis de deuda y temores de más rebajas en las calificaciones crediticias, lo que augura una recaída en la crisis económica.

Las pérdidas se aceleraron después de que la divisa única rompió sus mínimos de octubre de 1,3145 dólares, tocando los 1,31 dólares, lo que disparó órdenes automáticas de venta. Los próximos niveles clave de apoyo se situaron en alrededor de 1,30 y 1,2860 dólares, mínimos del 2011. En Wall Street el dólar ganaba terreno frente al euro, que se cambió a 1,3028 dólares.

La canciller alemana, Angela Merkel, rechazó cualquier sugerencia de elevar el límite de financiamiento del futuro fondo de rescate, el Mecanismo de Estabilidad Europea (MEDE), dijeron fuentes cercanas a su Gobierno.

Revisión

El MEDE, que reemplazará al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) y debiera estar en funcionamiento desde mediados del próximo año, tendrá una capacidad de préstamo de 500.000 millones de euros.

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, dijo ayer ante el Parlamento Europeo que una revisión para definir si el techo de financiamiento del MEDE era apropiado se completará en marzo.

Las declaraciones del entorno de Merkel provocaron la caída de las Bolsas europeas. Así el Ibex 35 vivió su segunda jornada consecutiva en rojo, aunque las caídas no fueron tan fuertes como al comienzo de la semana.