The disaster prevention office building destroyed by the March 11 earthquake and tsunami, is seen in Minamisanriku town, Miyagi prefecture, September 10, 2011, a day before six months since the disaster. REUTERS/Toru Hanai (JAPAN - Tags: DISASTER ENVIRONMENT) JAPAN/ | Toru Hanai

3

Japón recuerda hoy a las más de 20.000 víctimas del terremoto y tsunami del 11 de marzo al cumplirse seis meses de la tragedia, que causó una grave crisis nuclear y dejó una titánica tarea de reconstrucción que el primer ministro, Yoshihiko Noda, se comprometió ayer a impulsar.

Los actos para recordar a los fallecidos se repetirán hoy en todo el país a las 14.46 hora local (05.46 GMT), el momento en que hace medio año un fuerte seísmo de 9 grados Richter sacudió el noreste nipón y desencadenó la peor crisis que Japón recuerda desde la II Guerra Mundial.

La víspera del desastre fue el día elegido por Noda para hacer su primera visita como jefe de Gobierno a las zonas arrasadas, después de haber asumido el poder formalmente hace poco más de una semana en sustitución de Naoto Kan.

Miyagi

En la provincia de Miyagi, donde se registraron más de la mitad de las víctimas, Noda prometió reforzar la reconstrucción de las áreas asoladas, donde se acumulan todavía más de 23.000 toneladas de escombros.
Decenas de miles de personas continúan sin un techo permanente, a la espera de que el Gobierno decida dónde se construirán sus nuevas viviendas y cómo serán costeadas.

Seis meses después de la catástrofe, la crisis nuclear mantiene evacuadas a unas 80.000 familias en un radio de 20 kilómetros de la planta, declarado zona de exclusión, mientras que muchas otras en áreas cercanas han dejado la zona por miedo a la radiactividad.

El primer ministro aseguró que las peticiones de las autoridades locales de Miyagi, Iwate y Fukushima, las tres provincias más afectadas, se reflejarán en el tercer presupuesto extraordinario que el Ejecutivo prepara.

Hasta ahora se han aprobado dos presupuestos extras por un total de unos 56.700 millones de euros, y el tercero contemplaría entre 66.150 y 75.600 millones de euros.