Trabajadoras del rotativo británico ofrecen té y café a los reporteros congregados frente a la sede de la empresa. | Reuters

0

El periódico sensacionalista británico News of the world ultimaba ayer su última edición, que se publica hoy con una tirada doble de 5 millones de ejemplares, a la espera de que llegue a Londres su propietario, Rupert Murdoch, para intervenir en la crisis por las escuchas ilegales.

El director del dominical, Colin Myler, declaró de camino a la redacción que era «un día muy triste» para los empleados y dijo tener en mente al equipo de 280 personas «con talento» que afrontan la pérdida de su empleo por el cierre de la cabecera.

El presidente de News International, James Murdoch -hijo del magnate Rupert Murdoch-, anunció el jueves la clausura del News of the world, uno de los periódicos más populares de ese grupo, a fin de zanjar el escándalo por las escuchas ilegales a móviles de famosos practicadas durante años por periodistas del rotativo para obtener exclusivas.

Se prevé que la edición de hoy, sin publicidad y cuya recaudación se destinará a organizaciones benéficas, haga un repaso de las noticias más destacadas publicadas por el tabloide, que se fundó en 1843.

«Nos iremos con un bombazo», anticipó vía Twitter el subdirector de la sección de política, Jamie Lyons, mientras se finaliza un periódico destinado a convertirse en pieza de coleccionista.

El mismo día del adiós se espera que llegue a Londres Rupert Murdoch, dueño de News Corporation, para asumir la gestión de una crisis que amenaza con hundir la reputación de su imperio.

Las acciones de las empresas de Murdoch han caído esta semana, resultando particularmente afectado el canal de televisión de pago BSkyB, del que News Corp posee el 39 % y del que aspira a adquirir la totalidad, una operación que ha sido ahora postergada.