Una de las víctimas yace en un charco de sangre. | Reuters

0

Al menos doce personas murieron ayer y otras 36 resultaron heridas en un ataque perpetrado por varios terroristas suicidas contra la sede de la Dirección de Operaciones de Bagdad, según informó este organismo.

Con anterioridad, fuentes del Ministerio de Interior iraquí habían señalado que ocho personas fallecieron y otras veintiuna resultaron heridas en el ataque, perpetrado por tres terroristas suicidas con cinturones de explosivos adosados a sus cuerpos.

Los suicidas detonaron las bombas al ser alcanzados por los disparos de soldados iraquíes que intentaron evitar que irrumpieran en la sede de la institución, situada en la zona de Bab al Muazam de la capital.

Dos de los suicidas murieron por los disparos de los militares antes de que estallaran los cinturones de explosivos.
El comunicado de la Dirección de Operaciones de Bagdad indicó que eran cinco los terroristas suicidas que fueron abatidos por las fuerzas de seguridad iraquíes, sin dar más detalles.

En declaraciones a la cadena de televisión estatal Al Iraqiya, el portavoz del Ministerio de Defensa iraquí, Mohamed al Askari, señaló que el ataque lleva el sello de grupo terrorista Al Qaeda.