Tropas mauritanas matan a seis miembros de Al Qaeda con apoyo francés

El Gobierno galo no confirma si el objetivo era liberar a Michel Germaneau, secuestrado en abril

| Nuakchot |

Valorar:
preload
Los cooperantes Roque Pascual y Albert Vilalta, en imágenes de archivo tomadas antes de su secuestro.

Los cooperantes Roque Pascual y Albert Vilalta, en imágenes de archivo tomadas antes de su secuestro.

09-12-2009 | Efe

Las Fuerzas Armadas mauritanas mataron a seis miembros de la red terrorista Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) durante una operación en una zona próxima a la frontera con Mali, según informó ayer el ministro mauritano del Interior, Mohamed Uld Boilil.

Otros cuatro miembros de AQMI consiguieron huir del dispositivo, uno de ellos herido, añadió el también ministro provisional de Defensa, quien precisó que el Ejército mauritano se ha incautado de un importante arsenal de armas, municiones, explosivos, documentos y aparatos de orientación y comunicación.

Señaló, asimismo, que la operación tuvo lugar en un lugar «fuera de territorio mauritano», sin referirse explícitamente a Mali, y que fue puesta en marcha tras recibir informaciones referidas a un ataque planificado por AQMI para el 28 de julio contra una base militar mauritana en Basiknu (1.500 kilómetros al este de Nuakchot).

Colaboración

En una comparecencia ante la prensa junto al ministro mauritano de Comunicación, Hamdi Uld Mahjub, el titular de Interior explicó que Francia apoyó con sus servicios de inteligencia la operación, algo que París había también confirmado.

El Ministerio de Defensa francés difundió un comunicado en el que señalaba que los militares galos ofrecieron «apoyo técnico y logístico» al operativo, dirigido contra la célula de AQMI que «ejecutó» a un rehén británico hace un año y que «se niega a dar pruebas» que confirmen que el rehén Michel Germaneau sigue con vida.

Boilil agradeció a Francia su participación en el dispositivo, aunque no hizo referencia alguna a Mali, donde supuestamente tuvo lugar la operación.

A este mismo respecto, Mahjub se limitó a decir que «las relaciones de Mauritania con sus vecinos son excelentes».

Cuestionado sobre los riesgos de que este ataque pueda traer represalias de AQMI, el ministro de Comunicación expresó que no cambiará nada, ya que «Al Qaeda tiene como objetivo permanente ocupar Mauritania, porque piensa que somos un país débil».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.