0

La investigación interna abierta por la Marina israelí sobre el abordaje de la 'Flotilla de la Libertad' concluye que la respuesta con fuego real de los militares fue adecuada, pero que sólo se llegó a este extremo debido a fallos en la planificación y en la gestión de inteligencia ante la operación, ya que no se preveía una «ofensiva masiva» contra los comandos.
La unidad que realizó el abordaje del Mavi Marmara, en el que murieron nueve activistas turcos, estaba, según este informe, deficientemente preparada, carecía de la información de inteligencia necesaria y no fue empleada adecuadamente por los mandos durante la operación.
«Los soldados querían llevar su uniforme de gala, esperaban charlar con los pasajeros, y eso fue un error (...). En vista de la evolución de la situación, actuaron coherentemente», sostiene el texto. Además, los propios militares implicados que participaron en el abordaje preguntaron durante la investigación por qué no se sabía que los pasajeros del buque preparaban un ataque.
Sin cemento
El Gobierno israelí aprobó ayer en Consejo de Ministros la relajación del bloqueo impuesto a la franja de Gaza. La nueva lista de productos cuyo ingreso en Gaza sí permite Israel incluye todos los alimentos, juguetes, artículos de papelería, utensilios de cocina, colchones y toallas. La decisión, sin embargo, no afectará al bloqueo por mar de la franja ni a la importación particular de materiales de construcción.
Pese a estas medidas en Gaza, el ministro de Asuntos Exteriores alemán, Gido Westerwelle, calificó de «gran error diplomático» la decisión de las autoridades israelíes de impedir la entrada en la franja al ministro de Desarrollo alemán, Dirk Niebel, que se encuentra de gira por la región. Niebel pretendía visitar un proyecto en Gaza cofianciado por la cooperación alemana.
En respuesta, un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores israelí, Yigal Palmor, explicó que la medida no supone ninguna novedad. «No permitimos a altos cargos políticos entrar en Gaza porque Hamás podría manipular esas visitas para conseguir legitimarse», dijo.
Por último, la Casa Blanca anunció que el presidente estadounidense, Barack Obama, recibirá al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, el próximo 6 de julio.