0

Las autoridades venezolanas han emitido una orden de detención contra el presidente de la cadena de televisión Globovisión, Guillermo Zuloaga, crítica al Gobierno de Hugo Chávez por un caso de usura que afronta como propietario de un concesionario de vehículos Así lo informó la titular de la Fiscalía General, Luisa Ortega Díaz, poco después de que la abogada de Zuloaga, Perla Jaimes, asegurara que en la orden de prisión que recibió en la residencia de sus clientes no detallaba las razones de ello.

La orden de prisión también afecta a uno de los hijos de Zuloaga, del mismo nombre, quien tampoco se encontraba en el lugar al que acudió la fuerza pública para intentar detenerlos. Ambos están acusados de un presunto delito de «usura genérica y agavillamiento» (asociación con fines ilícitos), tipificados en el Código Penal.

En una propiedad urbana de Zuloaga de Caracas, donde el empresario dijo que tenía unas oficinas suyas, fueron hallados el 23 de mayo de 2009 una veintena de vehículos nuevos de dos distribuidores automovilísticos también propiedad de ambos. La acusación señala que Zuloaga y su hijo tenían ocultos esos vehículos para luego especular con el precio de venta, según las fuentes.

El 3 de junio el jefe de Estado sostuvo en una alocución de radio que Zuloaga «es el típico burgués especulador» y que Globovisión es «la punta de lanza de la burguesía» y advirtió: «Vamos a ver quien aguanta más».