Previous Next
0

La Policía de Nueva York confirmó hoy que la evacuación de Times Square ha sido por una falsa alarma originada por una pequeña nevera que contenía botellas de agua y que había sido encontrada frente a las puertas de un hotel de esa céntrica plaza.

Agentes artificieros retiraron la nevera después de haber sido observada con rayos X, y al comprobar que no implicaba peligro se acordó la reapertura de la zona y la reanudación del tráfico rodado.

Poco antes, la Policía de Nueva York había decidido la evacuación de una amplia zona de Times Square como medida de precaución después de que hace menos de una semana se trató de cometer allí mismo un atentado con la colocación de un coche bomba que finalmente no estalló.

Las autoridades no llegaron a ordenar en ningún momento la evacuación de los edificios de la zona, en máxima alerta desde que el pasado fin de semana se encontrara aparcado en esa misma zona un vehículo con tres bombonas de propano y dos de gasolina, así como relojes con pilas, cables y material pirotécnico, que jamás llegó a estallar.

Las autoridades detuvieron dos días después al estadounidense de origen pakistaní Faisal Shahzad como la persona que intentó provocar una nueva tragedia en Nueva York.

Shahzad se encontraba ya en un avión en el aeropuerto JFK con destino a Pakistán, con escala en Dubái, cuando fue detenido por las fuerzas de seguridad.

Esta misma mañana, según la web de The New York Times, la policía neoyorquina había acudido a Times Square después de que un vendedor callejero alertara de la presencia de una bolsa abandonada en la calle 45 con la Octava Avenida, a una manzana del centro de la conocida plaza.