Una familia procedente de Canadá llega al aeropuerto de Heathrow en uno de los primeros vuelos en volver a aterrizar en Inglaterra. | Reuters - SUZANNE PLUNKETT

0

La Comisión Europea defendió ayer acelerar la creación de un 'cielo único europeo' para mejorar la gestión del tráfico aéreo y evitar que se repitan crisis como la provocada por las cenizas volcánicas.
La portavoz comunitaria de Transporte, Helen Kearns, aseguró que si la UE contase con un 'cielo único europeo' en lugar de con uno fragmentado en 27 espacios aéreos nacionales, las decisiones se habrían tomado mucho más rápido.
La UE aprobó en diciembre de 2009 un marco normativo general que ahora esta siendo desarrollado en medidas concretas, que previsiblemente no verán la luz hasta finales de año y no entrarán en vigor hasta enero de 2012.
La nueva normativa refuerza el papel de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) y propone la creación de un gestor europeo del tráfico aéreo (ATM, por sus siglas en inglés).
La EASA, creada en 2006, pasaría así a encargarse de la concesión de certificados para los controladores aéreos y no sólo para los aviones como hacía hasta ahora. El ATM completaría la labor de la agencia de seguridad al formular recomendaciones sobre gestión del tráfico aéreo que permitirían coordinar las decisiones a escala europea.
Bruselas defiende no sólo que las recomendaciones sean vinculantes sino que se impongan multas a los países que no las respeten, aunque sin interferir en la soberanía de cada país sobre su propio espacio aéreo y para cuestiones como la seguridad y la defensa.
Bruselas asegura que la creación de un cielo único europeo permitirá reducir en un 50% el coste para las compañías en materia de gestión del tráfico aéreo, doblar la capacidad de la red europea de transporte aéreo en 2020, reducir en un 10% el impacto medioambiental y multiplicar por 10 los niveles de seguridad.
Las aerolíneas europeas han registrado pérdidas de ingresos por valor de 1.260 millones de euros en los seis días de cierre del espacio aéreo europeo provocado por la nube de cenizas, según la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), que pide a los gobiernos que compensen a las compañías aéreas.
En el sector turístico español, se calculan unas pérdidas de 252 millones de euros hasta el martes, según Exceltur.
El 'lobby' turístico incluye en esta estimación a hosteleras, tiendas en aeropuertos, agencias de viajes, alquiler de vehículos y otras empresas vinculadas al turismo, en base al promedio de gasto realizado por los turistas extranjeros que visitan España.