Concluye sin ningún acuerdo la reunión entre Netanyahu y Obama

EEUU pide «aclaraciones» a Israel ante el anuncio de nuevas viviendas en Jerusalén Este

|

Valorar:

El Gobierno de Estados Unidos ha pedido «aclaraciones» a Israel sobre sus planes de construir veinte nuevas viviendas en el territorio ocupado de Jerusalén Este, informó ayer la Casa Blanca.
El anuncio de esos planes se dio a conocer inmediatamente antes de la reunión en la Casa Blanca a puerta cerrada el martes entre el presidente de EEUU, Barack Obama, y el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.
El portavoz de la Casa Blanca, Tommy Vietor, dijo que Washington considera que la construcción de viviendas israelíes en la parte palestina de Jerusalén socava la confianza necesaria para el desarrollo de conversaciones de paz en Oriente Medio.
EEUU insta tanto a israelíes como palestinos a abstenerse de adoptar acciones que puedan socavar esa confianza, declaró el portavoz, quien no precisó si las nuevas viviendas salieron a relucir en la conversación entre los dos mandatarios.
1.600 viviendas
La oficina del primer ministro israelí asegura que el nuevo anuncio, que se suma a la construcción de 1.600 viviendas dada a conocer hace dos semanas, tomó a Netanyahu por sorpresa. Se trata de una veintena de apartamentos para familias israelíes que se levantarán en el solar del hotel Shepherd, en el barrio de Sheij Yarrah, que será derruido.
La reunión entre Obama y Netanyahu tuvo dos partes. La primera duró una hora y media, tras lo cual Obama se retiró al área residencial de la Casa Blanca y el primer ministro consultó con sus asesores.
Poco después, los dos líderes volvieron a reunirse en el Despacho Oval durante unos cuarenta minutos, tras lo cual Netanyahu abandonó la Casa Blanca, según las fuentes.
Washington ha pedido al Gobierno israelí que dé «pasos difíciles» para lograr la reanudación de las negociaciones de paz con los palestinos y que suspenda la expansión de los asentamientos en los territorios ocupados.
Pero el lunes Netanyahu dijo que su Gobierno se reserva el derecho a continuar la construcción de viviendas en Jerusalén Este, territorio que los palestinos consideran su capital y que fue ocupado por Israel en 1967 en contra de las resoluciones de la ONU.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.