El ministro de Asuntos Exteriores de España, Miguel Àngel Moratinos, junto a su homólogo portugués ayer en Lisboa. | Mario Cruz

0

El Ministerio de Asuntos Exteriores ha convocado hoy al embajador de Cuba en España para pedirle explicaciones después de que las autoridades de La Habana prohibieran la entrada al país esta madrugada al eurodiputado socialista Luis Yáñez. Yáñez viajó el lunes a Cuba con visado de turista acompañado de su mujer, la diputada socialista Carmen Hermosín, a quien sí dieron permiso para entrar en la isla, según informaron fuentes del PSOE.

Las autoridades cubanas no dieron «ninguna explicación» y obligaron a Yáñez a regresar a Madrid, adonde ha llegado este mediodía junto con Hermosín. El secretario de Estado para Iberomérica, Juan Pablo de Laiglesia, pedirá hoy las «explicaciones pertinentes» al embajador cubano, Alejandro González Galiano, ante lo que Exteriores considera una «injustificada inadmisión en territorio cubano» del eurodiputado socialista.

Esta expulsión tiene lugar tres días después de que España haya asumido la presidencia de turno de la UE, durante la que se ha marcado como objetivo plantear un cambio en la política hacia Cuba para estrechar el diálogo con el régimen castrista. Luis Yáñez-Barnuevo, de 66 años, es eurodiputado del PSOE desde 2004, y en la actualidad ejerce el cargo de presidente de la delegación para las relaciones con Mercosur y miembro de la Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana.

El Gobierno de Cuba ya impidió a Luis Yáñez viajar a la isla en julio de 2008, ocasión en la que fue invitado a participar en un congreso del grupo disidente Arco Progresista.

Al parecer porque meses antes había publicado un artículo en el que se mostraba convencido de que el castrismo no sobrevivirá mucho tiempo sin Fidel Castro. Yáñez-Barnuevo utilizaba el eufemismo del «hecho biológico», el que se utilizaba en la España franquista para hablar de la muerte de Franco. «Al fin y al cabo estamos hablando de dos gallegos que se admiraban en el fondo», escribía el eurodiputado.