Los candidatos del PSIB-PSOE al Ajuntament de Palma, al Govern y al Consell de Mallorca, José Hila, Francina Armengol y Catalina Cladera, respectivamente. | Europa Press

32

La candidata del PSIB-PSOE a la presidencia del Govern, Francina Armengol, ha prometido que si resulta reelegida se iniciará la construcción del tranvía entre el centro de Palma y el aeropuerto, así como que se invertirán 25 millones para aumentar las frecuencias del tren de Mallorca, que llegará al Parc Bit y Son Espases.

Acompañada de los aspirantes a la alcaldía de Palma, José Hila, y a la presidencia del Consell de Mallorca, Catalina Cladera, Armengol ha presentado este lunes las principales propuestas en materia de transporte público del programa de su partido, entre las que se incluye destinar 200,7 millones de euros a las nuevas líneas de ferrocarril.

La líder socialista ha planteado sus promesas como una continuación del trabajo realizado en esta legislatura, en la que se han invertido 42 millones de euros en completar la electrificación de la red de tren de Mallorca, se ha iniciado al unificación tarifaria de los autobuses urbanos de Palma y los servicios ferroviarios y se ha ampliado el descuento del 75 % para los residentes en los vuelos entre el archipiélago y la Península.

Armengol ha recordado que ya está lista la licitación de las extensiones del tren al Parc Bit y al hospital de referencia de Palma. Además, ha señalado que se acaba de adjudicar la nueva concesión de transporte interurbano por carretera en Mallorca, que aumenta en un 50 % los servicios con más itinerarios y kilómetros de ruta.

Noticias relacionadas

La candidata ha explicado que la contratación de nuevo personal en Servicios Ferroviarios de Mallorca (SFM) «se hará a principios de la próxima legislatura» y permitirá aumentar las frecuencias y extender los horarios, así como poner en marcha un servicio nocturno los fines de semana y las vísperas de festivos.

El PSIB-PSOE plantea también la creación de una tarifa plana máxima de 25 euros mensuales para jóvenes hasta 30 años y un nuevo modelo de precios común para trenes y autobuses que bonifique a los viajeros frecuentes.

Armengol ha adelantado que negociará con el Gobierno central para establecer nuevas obligaciones de servicio público en rutas aéreas entre las islas y la Península para garantizar precios máximos de referencia.

Por su parte, Cladera ha agregado que si gobierna en el Consell de Mallorca, contribuirá al desarrollo de una «movilidad sostenible» en el marco de sus competencias con actuaciones como la creación de más carriles bici en la red de carreteas.

El aspirante a la alcaldía de Palma ha citado entre sus prioridades completar la integración de las tarifas de la EMT y los transportes públicos autonómicos, así como la creación de aparcamientos disuasorios con «autobuses lanzadera» hasta el centro «en cada entrada de la ciudad»