Francina Armengol y otros candidatos del PSIB-PSOE en un acto de campaña celebrado en Inca. | PSIB-PSOE

9

La candidata del PSIB-PSOE a la presidencial del Govern, Francina Armengol, ha defendido «que es necesario que todas las personas progresistas y moderadas que quieren que España y Baleares siga avanzando voten con convicción al Partido Socialista el 28 de abril» en las elecciones generales.

En un acto celebrado este miércoles por la noche en Inca ante más de 200 personas -según fuentes socialistas-, Armengol ha advertido que el próximo domingo «nos jugamos mucho y en Baleares necesitamos un Gobierno socialista en España, capaz de seguir gestionando con rigor las cuentas públicas, devolviendo derechos y mejorando nuestra democracia».

La candidata socialista también ha pedido el voto «para hacer posible que las políticas que hemos comenzado a trabajar esta legislatura en las Islas se consoliden con un Gobierno socialista en España, que nos permita mejorar la sanidad, la educación, los servicios sociales, la dependencia, los derechos y las libertades de todos los ciudadanos».

Armengol ha advertido que «para poder conseguirlo nadie se puede poner de perfil, todos tenemos que participar activamente en esta gran fiesta democrática», en un momento en el que delante «tenemos una derecha desnortada que nos quiere llevar 40 años atrás».

Noticias relacionadas

Por ello, ha insistido en reclamar «el voto de la ilusión, de la esperanza y del futuro, pensando en nuestros hijos y nietos, pensando en qué mundo y en qué España queremos para ellos y para continuar avanzando también en nuestra comunidad autónoma».

Por su parte, el candidato al Congreso por Baleares, Pere Joan Pons, ha manifestado que «queremos ser la primera fuerza en Baleares y hacer historia, y también que Francina Armengol continúe siendo presidenta el 26 de mayo». Para ello, ha pedido «el voto para el Partido Socialista y la máxima movilización para avanzar en un país moderno, tranquilo, estable y optimista».

Pons ha argumentado que llegan al final de la campaña electoral con «unas señas de identidad claras, con un tandem que ha funcionado muy bien para Baleares con Pedro Sánchez y Francina Armengol, y con diez meses de diálogo y gestión que han permitido tener las cuentas saneadas, mirar al futuro, modernizar España, más educación, mejorar la pensiones, más sanidad y una apuesta por la lucha contra el cambio climático».

El candidato al Senado por Mallorca, Cosme Bonet, se ha mostrado convencido de que los socialistas «estamos muy cerca de dar una mayoría suficiente al Gobierno de Pedro Sánchez para que siga aplicado políticas sociales que defiendan a las personas que necesitamos de mejores servicios públicos».

La candidata al Consell de Mallorca, Catalina Cladera, ha manifestado que «los socialistas tenemos proyecto, sabemos gestionar, tenemos buena gente de confianza, ilusión, fuerza y valores».