Elecciones generales 2019

Casarse u operarse el día antes, razones para no estar en una mesa electoral

| Palma |

Valorar:
preload
Recuento de votos en una mesa electoral en Ciutadella.

Recuento de votos en una mesa electoral en Ciutadella.

20-12-2015 | Josep Bagur Gomila

Los ciudadanos a los que les haya tocado ser parte de una mesa electoral para las elecciones generales del 28 de abril están obligados a acudir a ella el día de las elecciones, salvo por una serie de causas que enumera la Junta Electoral Central y que deben estar debidamente documentadas, entre ellas contraer matrimonio la misma jornada de los comicios o tener una operación quirúrgica la víspera.

El miércoles terminó para toda España el sorteo que los ayuntamientos deben hacer entre los vecinos de menos de 70 años que formarán las mesas electorales del 28 de abril.

La notificación ha de efectuarse durante los tres días posteriores a este concurso público, y una vez lo reciba el designado, se abre un plazo de siete días para alegar que no puede integrar la mesa.

Una mesa electoral, donde se instala la urna, está formada por un presidente y dos vocales, y cada uno de estos cargos «obligatorios» debe contar con dos suplentes.

Pese a la obligatoriedad, la Junta detalla una serie de razones que eximen de desempeñarlos, y las agrupa en tres ámbitos de acuerdo con una instrucción de 2011 que se ha ido actualizando desde entonces.

Una aclaración: el requisito primero que exime de estar en la mesa es ser candidato.

En el caso de las razones personales, la Junta Electoral las clasifica en dos tipos.Por una parte, las que por sí solas eximen del cargo en la mesa son, entre otras, la situación de discapacidad, ser «pensionista con incapacidad permanente absoluta», embarazo de más de seis meses y en periodo de descanso por ello, estar preso, estar ingresado en un hospital psiquiátrico, haber formado parte de la mesa al menos en tres ocasiones durante los últimos diez años o ser víctima de delito.

Además, hay causas personales que pueden justificar la excusa: una lesión o dolencia, un embarazo de riesgo, la previsión de intervención quirúrgica o de pruebas clínicas relevantes en el día de la votación, en los días inmediatamente anteriores o en el día siguiente, siempre que sea inaplazable. También es un motivo cambiar la residencia a otra comunidad autónoma e incluso formar parte de una confesión o comunidad religiosa en las que «el ideario o el régimen de clausura resulte contrario o incompatible» con ir a la mesa electoral.

Por otra parte, hay razones familiares, que se dividen igualmente entre las que por sí solas eximen y las que podrían eximir. Entre las primeras: estar en periodo de lactancia, el cuidado de menores de ochos años o de personas con discapacidad y el cuidado de familiares hasta segundo grado de consanguinidad que por accidente o enfermedad lo necesite.

Y entre las segundas figura la celebración en el día de las elecciones de «eventos familiares de especial relevancia que resulten inaplazables» o cuyo aplazamiento suponga «perjuicios económicos importantes». La Junta precisa aún más: el designado para la mesa debe ser el protagonista del mismo, y si no es él, debe serlo alguien con un grado de parentesco hasta segundo grado de consanguinidad. En otras palabras: casarse el 28 de abril o la comunión del hijo ese día son causas para no estar en la mesa.

Otra causa es ser padre o madre y tener un hijo de menos de 14 años al que cuidar ese día porque el otro progenitor no puede hacerlo y no tiene familiares que puedan.

También se contemplan las razones profesionales. En este caso podrán no ir a la mesa quienes durante la jornada electoral trabajen para las juntas electorales, los juzgados o las administraciones públicas con funciones electorales «encomendadas», quienes ese día deban prestar servicios esenciales como los sanitarios, protección civil o bomberos; los directores de medios de comunicación o «jefes de servicios informativos que deban cubrir la jornada electoral» y profesionales que hayan de participar en acontecimientos públicos fijados para el día de las elecciones antes de conocerse la convocatoria.

Todas las causas han de presentarse con la documentación requerida y las juntas de zona serán las que decidan.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Vergonzoso
Hace 6 meses

Y no pueden seleccionar a gente que esté en el paro y no molestar a los que trabajamos cada día! Ese ingreso les podría ir bien, en cambio a mi, prefiero descansar mi día libre!

Valoración:7menosmas

afb
Hace 6 meses

En los municipios grandes la ley se suele cumplir escrupulosamente y cualquier mayor de edad y menor de 70 años puede recibir la notificación que le comunica que ha sido elegido para formar parte de una mesa electoral y si tiene algún impedimiento para cumplir con esta obligación tiene que demostrarlo pero dudo que en muchos municipios pequeños, donde todo el mundo se conoce, el procedimiento de elección sea tal como prevé la ley en todas sus fases. Seguro que si sale el nombre de alguien conocido por su analfabetismo, discapacidad psíquica o adicción a las drogas, por ejemplo, se le descarta y se sortea el nombre de otra persona pero se puede dar el caso, por ejemplo, que sea alguien que ha tenido un pleito con el ayuntamiento y haya despotricado contra la institución y también se le descarte. En base a este último supuesto, cómo se explica entonces que haya personas ya entradas en años en estos pueblos a las que nunca les haya tocado y otras a quienes les toca varias veces?

Valoración:2menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1