Una reunión del Consell de Govern como la que se celebró este viernes en el Consolat de la Mar.

11

El Govern balear considera que ha cumplido «prácticamente todas» las propuestas que los partidos de la actual mayoría política se marcaron en 2015 al inicio de la legislatura. Así lo declaró este viernes la consellera de Presidència y portavoz del Ejecutivo, Pilar Costa, después de la reunión de este viernes.

Costa precisó que «lo que ha quedado en el tintero» no se aprobará en periodo preelectoral por decreto, que es lo que hace cada viernes el Ejecutivo estatal de Pedro Sánchez.
Durante la reunión de este viernes, la presidenta del Govern, Francina Armengol, comunicó que el lunes firmará los últimos decretos de la legislatura, que son los de disolución del Parlament y los consells y el de convocatoria de elecciones.

Los decretos se publicarán el martes en el BOIB. La Ley Electoral fija que los comicios tienen que convocarse con 54 días de antelación.

Las elecciones se celebrarán el 26 de mayo y será entonces cuando el Ejecutivo actual entre en funciones, lo que limita su poder de maniobra.

El Ejecutivo, de aquí al 26 de mayo, podría recurrir a la vía del decreto y al decreto ley.

También puede solicitar alguna reunión de la Diputación Permamente del Parlament (que asume las funciones del pleno tras su disolución) e, incluso, remitir proyectos de ley. Pilar Costa lo descartó.

El Gobierno estatal ha decidido aprobar asuntos que no ha podido sacar adelante por el bloqueo parlamentario y ha acuñado la expresión ‘viernes sociales’ para referirse a las reuniones semanales del Consejo de Ministros.

El Govern aprobó ayer el Plan de Ciencia y una serie de subvenciones, además de un programa anual de estadística, el encargo de una cartografía sobre la posidonia y el inicio del trámite para declarar de interés autonómico la construcción de un edificio en la Universitat.