0

El progresismo insular tiene desde anoche la excusa perfecta para recuperar del baúl de los recuerdos el primer elepé del no menos progre cantautor Ismael Serrano, ‘Atrapados en azul'. Los resultados electorales registrados en Mallorca, y muy concretamente en la Part Forana, evidencian la fenomenal hecatombe sufrida por el PSOE en las elecciones generales celebradas ayer, donde los socialistas empeoran resultados en todos los municipios de Mallorca y pierden 17 de los 18 pueblos donde en 2008 consiguieron erigirse como la fuerza más votada. Capdepera, el término más oriental de la isla es, por los pelos, la excepción a un mapa de Mallorca completamente coloreado por el azul del Partido Popular, indiscutible ganador de estos comicios.
Capdepera se convierte en la ‘Galia' socialista. Eso sí, con cada vez menos galos, con Astérix y Obélix sin apenas pócima mágica y los romanos pisándoles los talones. El PSOE no ha sido barrido del mapa de Mallorca por sólo ocho votos en el municipio gabellí, donde el PP gana 144 sufragios con respecto a hace tres años y los socialistas, atención, pierden 734. Una victoria pírrica que contrasta con la aplastante del PP de Mariano Rajoy que atrapa y supera al PSOE hasta en sus propios feudos. El azul ‘popular' tiñe ahora Puigpunyent, Santa Maria, Son Servera, Lloseta, Campanet, y Algaida, pero también Andratx, Calvià, Pollença, Sóller, Alaró, Alcúdia, Consell, Artà, Banyalbufar, Lloret y Esporles, donde hace tres años la opción de Rodríguez Zapatero fue la que gozó de mayor apoyo entre la población.
Los únicos municipios donde el PP, pese a ganar con comodidad, empeora resultados en comparación a 2008 es en Porreres, Deià, Escorca, Esporles, Maria de la Salut, Banyalbufar, sa Pobla, Sencelles, Llubí, Selva y Sóller. Aunque en algunos de ellos mejora el porcentaje de voto.
En Calvià, el PP gana 334 votos con respecto a 2008, el PSOE tira por la borda la friolera de 3.388 y UPyD se coloca como la tercera más votada con 865 sufragios.
En Andratx, la formación conservadora consigue capitalizar 363 apoyos más que en las últimas generales y el partido socialista pierde 818. Los ‘populares' también vencen con autoridad en Puigpunyent, hasta hace muy poco territorio abonado a un PSOE que ayer perdió 169 de los 441 votos conseguidos hace tres años y al PP le bastó con mantener prácticamente el mismo electorado que en 2008.
En Lloseta el PP consigue el mejor resultado de su historia. Sólo había ganado en el año 2000 cuando Aznar consiguió la mayoría absoluta.
En cuanto a Son Servera y Artà el PP gana 261 y 153 votos, respectivamente, mientras el PSOE pierde 959 en el primer municipio y 623 en el segundo.
Pollença también queda bajo dominio conservador tras el descalabro socialista. El PP logra 2.568 votos (139 más que en 2008) frente a los 2.290 (1.142 menos) del PSOE.
En Santa Maria los progresistas también pierden votos (631) y el PP mejora resultados tras sumar 245. En Alaró, Alcúdia, Consell, Campanet y Lloret el PP también consigue registrar más votos y ganar las elecciones en detrimento de un PSOE que pierde apoyos.
En Algaida, pueblo natal de Francesc Antich, el PSOE pierde 417 y su hegemonía frente a un PP que logra mantenerse en los mismos resultados que hace tres años.
Aunque para gran registro, el experimentado por los ‘populares' en Campos donde con un 63,77 por ciento de los votos emitidos consigue sumar 528 apoyos más que en el año 2008.
El PP también experimenta interesantes crecimientos de votos en Estellencs, Valldemossa, Bunyola, Marratxí, Llucmajor, Vilafranca, ses Salines, Ariany, Sant Joan, Montuïri, Felanitx, Manacor, Petra, Santanyí y Sant Llorenç des Cardassar.