El candidato a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a los dirigentes socialistas de Baleares, en Palma. | Pere Bota

50

El candidato del PSOE en las elecciones generales del 10 de noviembre, Pedro Sánchez, ha presidido este miércoles un acto del partido en Palma. Los socialistas han elegido la plaza de Sant Jeroni como escenario del encuentro con los votantes y militantes, que ha arrancando con las palabras del alcalde de Palma, José Hila. Le ha seguido el candidato Pere Joan Pons y la presidenta del Govern balear, Francina Armengol. Los tres han animado a los votantes a acudir a las urnas, un «último esfuerzo» para convertir a Sánchez en presidente.

Nueve minutos antes de las 14:00 horas, ha sido el turno de Pedro Sánchez. El candidato a la presidencia ha arrancado su discurso aludiendo a la reciente exhumación del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos y ha analizado la importancia de acabar con el «bloqueo político» antes de anunciar que este jueves el Consejo de Ministros aprobará la concesión de 18 millones de euros para los afectados por la tormenta mortal del 9 de octubre de 2018.

Respecto a Baleares, Sánchez también ha hecho referencia a lo largo de su intervención al Régimen Especial de Baleares (REB). «Durante estos quince meses, y con una precariedad parlamentaria importante, aprobamos un decreto ley de lo que tiene que ser el REB. Nos falta hora la parte más importante, que es la fiscal, y para ello necesitamos impulsar leyes, no podemos hacerlo a través de decretos. Por ello, necesitamos un gobierno de cuatro años que permita desarrollarlo, y que con el REB se haga justicia con esta tierra».

Exhumación de Franco

El candidato socialistas a las elecciones generales ha reconocido en Palma que estos días está recibiendo más agradecimientos que nunca por la exhumación de Franco. «Hay que decir que España es fruto del perdón, pero no puede ser producto del olvido. Con la exhumación empezamos a saldar una deuda con las víctimas del franquismo, pero no toda».

Así ha defendido que, frente a quienes dicen que «lo que hay que hacer es dedicarse a las pensiones, a la educación,..., «todo eso no es incompatible con saldar deudas con las víctimas del franquismo. Y eso es lo que hace el PSOE, una cosa no quita la otra».

Noticias relacionadas

Pedro Sánchez ha hecho también un guiño al pueblo catalán, al recordar que España «a diferencia de hace 44 años, es un país integrado en Europa y con un catalán, Josep Borrell, como alto representante para la Política Exterior de la UE».

El socialistas ha seguido comparando la España de hace 44 años con la actual para hablar de otros asuntos, como la igualdad y la defensa de la integridad de las mujeres, de la homosexualidad, la diversidad y el matrimonio entre personas del mismo sexo.

A las urnas contra el bloqueo

Sánchez ha animado a los votantes a unirse para «derribar el muro del principal problema político que tiene nuestro país, que es el bloqueo. Hay muchos otros problemas, claro que sí, pero si no hay un gobierno no se van a poder resolver». Por ello, ha insistido, apelo a los indecisos, a los que están cansados e incluso cuestionan el valor de su voto. Hoy hay más razones para votar que el 28 de abril porque España no puede seguir anclada en el bloqueo».

En su intervención en Palma, no han faltado dardos para Pablo Iglesias, «que dice que queremos pactar con la derecha», o Albert Rivera, «que dice que yo tengo un plan, que es pactar con los independentistas y lo podemitas y que nos vamos a repartir los votos en una habitación del pánico. Lo último es que queremos un pacto con Vox. El plan Sánchez es tener un gobierno socialista, progresista, estable, que es lo que necesita este país».

Entre otros asuntos, el candidato ha hecho referencia a diversas políticas de su programa, como la lucha contra el cambio climático, mejoras en el sistema educativo, derogar la LOMCE, impulsar una nueva ley de universidad o aprobar un nuevo estatuto de trabajadores.