Eivissa afronta la crisis con los deberes hechos

|

Valorar:
Las reformas en el Fiesta Hotel Tanit de Cala Gració ya están en marcha.

Las reformas en el Fiesta Hotel Tanit de Cala Gració ya están en marcha.

Daniel Espinosa

La incertidumbre provocada por la crisis derivada de la pandemia de coronavirus ha provocado una ralentización en las reformas hoteleras en Eivissa. Ni el decreto de medidas urgentes aprobado por el Govern balear en julio del año pasado para paliar los efectos de esta crisis y que permite la ampliación de los establecimientos hasta un 15% sin incrementar plazas turísticas ha hecho remontar las mejoras en los establecimientos turísticos. De hecho, solo un hotel, dos agroturismo, un camping y un restaurante de Eivissa se han acogido a este decreto. Sin embargo, el sector hotelero afronta esta crisis con los deberes hechos ya que las mejoras e incrementos en la calidad de los establecimientos ha sido continua desde hace una década.

Justo antes del primer estado de alarma, en febrero de 2020, el Consell d’Eivissa dio luz verde a tres reformas y ampliaciones de hoteles por valor de 24,2 millones de euros, siendo la más importante la del Hotel Presidente, en Portinatx, que pasará de 3 a 5 estrellas gracias a una reforma presupuestada de 21,9 millones de euros. A pesar de esta situación y a la espera de si será posible la llegada más o menos masiva de turistas, el sector hotelero ibicenco presentará novedades en relación a la temporada pasada. Una de ellas será la apertura el 28 de mayo del Oku Ibiza, el primer hotel cinco estrellas de Sant Antoni de Portmany y el segundo de la recientemente marca propiedad del fondo de inversiones Hotel Brands International Limited después de que el año pasado se inaugurara el Oku Kos, en la isla griega de Cos.

El Oku Ibiza, situado en Cala Gració, ocupa el lugar del Casa Cook además de otro edificio de nueva construcción en un solar contiguo. Además, contará con una piscina principal de 50 metros de longitud, considerada una de las más grandes de la isla, 184 habitaciones y suites de estilo boho-chic, una Oku Signature Suite de 140 metros cuadrados, una villa independiente con piscina, áticos con vistas al mar, otras dos piscinas de tamaño más reducido, dos restaurantes y un spa que ofrecerá los últimos tratamientos de belleza y bienestar.

El privilegio de ser el único hotel cinco estrellas de Sant Antoni le durará poco al Oku Ibiza ya que Palladium Hotel Group pretende de llevar a cabo una reforma integral durante este mismo año en el Fiesta Hotel Tanit, el último establecimiento de la marca Fiesta que queda en Europa. Este hotel de la familia Matutes, situado a escasos metros del Oku Ibiza, pasará de tres a cinco estrellas y estará bajo el paraguas de la marca de lujo solo para adultos TRS. Un sello que ya tienen cuatro establecimientos de Palladium en la República Dominicana y México. La apertura de este reformado hotel está prevista para el verano de 2022.

MARRIOTT. La gran novedad de esta temporada en Santa Eulària será la reapertura del histórico Hotel Riomar. Y lo hará como miembro del prestigioso grupo hotelero Marriott International, dentro de su red de establecimientos Tribute Portfolio Hotels. El primero que esta marca tendrá en España. Después de su reforma integral, el hotel aumentará su categoría de 2 a 4 estrellas superior. Inaugurado en 1968, el Riomar dispondrá de 116 habitaciones y se caracterizará por una estética minimalista y contemporánea.
Con esta próxima apertura, prevista para el mes de junio, este grupo hotelero internacional continúa su expansión en Santa Eulària, donde ya cuenta con el hotel W Ibiza (inaugurado el año pasado), el chiringuito Blue y los restaurantes Ve Café y La llama, así como los apartamentos de lujo Marsol y el restaurante Pecador, del chef catalán con estrella Michelin Nandu Jubany.

FORMENTERA. Pacha, la marca discotequera por excelencia, desembarcará en Formentera este verano con el hotel Casa Pacha Formentera. Ubicado en la playa de Migjorn, su apertura está prevista para el 20 de mayo. El primer establecimiento de la marca de las cerezas en la pitiusa del sur, cuya inauguración estaba prevista para el año pasado, consta de 14 habitaciones y un restaurante con capacidad para alrededor 120 comensales. El hotel, que ha sido completamente reformado, destaca por su decoración mediterránea.
El nuevo establecimiento hotelero también albergará el primer chiringuito con la firma de Pacha, además de un restaurante en la playa abierto todo el día que ofrecerá platos sencillos con productos de proximidad de primera calidad, con una especial atención a los pescados y mariscos frescos.

SIX SENSES. En la bahía de Xarraca, en Sant Joan de Labritja, abrirá este mes de julio el Six Senses Ibiza. Este será el primer establecimiento de esta cadena hotelera tailandesa en España y el primero del archipiélago balear que cuenta con certificación sostenible BREEAM.

El complejo, que sustituye al antiguo Club Vista Bahía tras una completa remodelación, dispone de un total de 116 alojamientos para huéspedes, villas, suites y cuevas frente a la playa en una finca de ocho hectáreas. Entre los servicios que ofrecerá el Six Senses Ibiza, habrá un spa y cuatro restaurantes, entre ellos el del chef Eyal Shani, fundador de la nueva cocina israelí.

El establecimiento, que aún no ha confirmado su fecha de apertura, es el cinco estrelles que gestionará la hotelera ibicenca OD Hotels en el paseo de Vara de Rey de Vila. Dificultades en la construcción y los efectos de la pandemia han retrasado la puesta en marcha de este hotel propiedad del fondo internacional KKH Property Investors. Un hotel en el que se han invertido cerca de 40 millones de euros, que contará con 61 habitaciones de lujo y que todavía no tiene nombre oficial.