Coronavirus España: ¿cómo será obtener préstamos en lo que resta del año?

| Palma |

Valorar:
La segunda ola del coronavirus en España se presenta como un reto importante para la sociedad, no solo por la crisis de salubridad que estaríamos enfrentando, sino también por las dificultades económicas que se han generado en los últimos meses.

La segunda ola del coronavirus en España se presenta como un reto importante para la sociedad, no solo por la crisis de salubridad que estaríamos enfrentando, sino también por las dificultades económicas que se han generado en los últimos meses.

La segunda ola del coronavirus en España se presenta como un reto importante para la sociedad, no solo por la crisis de salubridad que estaríamos enfrentando, sino también por las dificultades económicas que se han generado en los últimos meses. En conjunto con una tasas de desempleo en constante crecimiento, también hablamos de una incapacidad generalizada de generar ingresos.

Es por eso que cada vez más personas buscan maneras de obtener ayuda financiera que les permita sobrellevar la situación, aún cuando su capacidad productiva se mantenga al mínimo.

Con solo un par de meses restando en el 2020, puede que sea el momento prudente de preguntarnos, ¿cómo será obtener préstamos en las próximas semanas, y ante qué dificultades podríamos toparnos los ciudadanos? Aquí lo analizamos:

Una banca que se endurece

De acuerdo a la Encuesta sobre préstamos bancarios en España, elaborada por el Banco de España, se espera que las entidades bancarias endurezcan las condiciones para la solicitud de préstamos de cara a la nueva oleada de coronavirus que está afectando el país, principalmente por una caída en la demanda causada por un interés menor en acudir a los bancos para incrementar la deuda.

Aunque no se sabe exactamente cuáles serán las nuevas condiciones del mercado de cara a los últimos 2 meses del año, se puede esperar un aumento en el interés de las cuotas, así como un menor tiempo para concretar los pagos. Esto aplicará a préstamos para el consumo, la vivienda, e incluso el sector empresarial.

Puedes leer la edición más reciente del reporte, haciendo clic aquí.

Miedo a la morosidad

Sin embargo, la mayor limitación que existiría al momento de obtener financiamiento es el incremento en la morosidad, que podría ser «significativo» de cara a las próximas semanas. De acuerdo a representantes del Banco de España, este fenómeno se vería incluso en los escenarios más «benignos» de la venidera crisis.

Ante esta situación, instan a las entidades a desarrollar estrategias para garantizar un reconocimiento adecuado de la crisis del sector, así como para poder mantener la financiación que requiere la economía española para alcanzar cierta estabilidad de cara a una recesión que parecería imposible de evitar.

Financiamiento alternativo

Ante la crisis, son cada vez más los españoles que están acudiendo a entidades financieras alternativas para obtener préstamos al instante y otras formas de ayuda que no coloquen tantas limitaciones al momento de realizar una solicitud. Desde empresas completamente digitales, hasta competidores de menor tamaño, actualmente existirían más opciones para obtener ayuda que hasta hace algunos meses.

Y no solo se trata de entidades jóvenes o alternativas, sino también de servicios novedosos diseñados para ayudar a las personas a obtener dinero en momentos de necesidad, como pueden serlo las plataformas de mecenazgo, préstamos peer-to-peer, en incluso el mercado de la bolsa (en el caso de las empresas).

Lo más importante al momento de tomar la decisión de solicitar financiamiento a una de estas entidades alternativas, es investigar sobre las condiciones y plazos que ofrece cada una para asegurarnos de elegir la mejor opción. Finbino.es, una plataforma para comparación de préstamos, puede ser una herramienta ideal al momento de solicitar ayuda económica.

Mientras el desempleo en España sigue alcanzando cifras récord como consecuencia de la pandemia, cada vez son más las personas que requieren de asistencia financiera para poder mantenerse en pie durante la crisis. Con la evolución del mercado crediticio en España, es importante que los solicitantes se adapten a las nuevas condiciones y optimicen el manejo de sus finanzas para ser capaces de llevar la recesión sin demasiados sobresaltos.