Comunicaciones, vivienda y suministros, los precios que más suben en Baleares en 2018

| |

Valorar:

Repaso de la inflación en 2018 en las Islas, donde las comunicaciones, la vivienda y los suministros fue lo que más subió.

22-03-2019 | Youtube: Ultima Hora

Los precios de la vivienda, el agua, la electricidad, el gas y los combustibles se incrementaron un 2,3% en Baleares el año pasado, y las comunicaciones, un 2,7%. Es el grupo de productos que más subió en 2018. En conjunto, la cesta de la compra se encareció un 0,7%. En enero y febrero de este año los precios han aumentado también un 0,7% en comparación con el mismo mes del año anterior.

La inflación, que es como se conoce de manera técnica el incremento de los precios, ha cambiado la tendencia que se venía registrando durante los años de recuperación económica, en los que los precios solían subir en el Archipiélago más que la media, de acuerdo con el Ibestat y el INE. En 2018 fue al revés y frente a un incremento en España del 1,2%, en Baleares la inflación ha sido del 0,7%, lo que la sitúa como la comunidad menos inflacionistas junto con la ciudad autónoma de Ceuta. Una baja inflación hace que no se deteriore tanto el poder adquisitivo de las familias.

Fan Mallorca Shopping

En 2017 se había producido la situación contraria: Baleares fue la comunidad más inflacionista con un 1,3%, frente a la media del 1,1%. La tendencia marca, pese a que las diferencias no son sustanciales, que Baleares ha sido hasta el momento más inflacionista. En 2016 se registró el mismo nivel de incremento de precios, el 1,6%. En 2012 en Baleares los precios aumentaron un 3,1% frente al 2,9% estatal; en 2013, un 0,5% frente a un 0,3%; en 2014, la inflación fue negativa y los precios bajaron un 0,8% en Baleares, menos que el 1% estatal; mientras que en 2015 en Baleares aumentaron un 0,3% mientras que a nivel estatal los precios quedaron estables.

Por grupos

Las comunicaciones han subido un 2,7%. En este apartado se incluyen los servicios postales y de correspondencia, la telefonía, el fax y la conexión a internet. Asimismo, la vivienda, el agua, la electricidad, el gas y otros combustibles se han encarecido un 2,3% en las Islas. Los restaurantes y hoteles subieron un 1,8%. La sanidad subió el 1,3%, al igual que otros bienes y servicios. Los alimentos y bebidas no alcohólicas experimentaron un incremento de los precios del 1,2%, la enseñanza y las bebidas alcohólicas y tabaco un 0,7%, mientras que el vestido y calzado subió un 0,6%.
En cambio, bajaron los precios del transporte un 1,7%, mientras que el ocio y la cultura disminuyeron un 0,6%. Además, los muebles, artículos del hogar y artículos para el mantenimiento corriente del hogar bajaron un 0,4%.

En todos los grupos de productos subieron más los precios en el conjunto de España que en las Islas excepto las comunicaciones, la sanidad y otros bienes y servicios, cuya inflación fue mayor en Baleares, y los restaurantes y hoteles, que tuvieron el mismo incremento.

En enero y febrero las tendencias son similares en Baleares. La inflación se mantiene en el 0,7% anual en ambos meses. El transporte baja, pero menos (-0,3% en febrero). La vivienda y los combustibles suben, pero no tanto (0,7% en febrero), al igual que la sanidad (aumenta un 0,7% en febrero). Y el ocio y la cultura bajan más (-1,9% en febrero). Los precios suben un poco más que en diciembre en enseñanza (sube un 1%), restaurantes y hoteles (los precios aumentan un 2,5%) y otros bienes y servicios (1,8%). La inflación a nivel nacional en febrero fue del 1,1%.

Por subgrupos

Bajando un nivel más la desagregación en 2018, no hay muchos productos con grandes subidas de precio, ya que lo que más se incrementa son los servicios postales (12,2%), los servicios de telefonía y fax (3,9%), las bebidas alcohólicas (3,5%), la protección social (3,4%) y la enseñanza infantil y primaria (3,1%).

En cambio, sí que hay disminuciones sustanciales. Bajan con porcentajes de dos cifras los equipos de telefonía y fax (16,5%), los servicios de transporte (12,6%), los servicios hospitalarios (10,8%) y los equipos audiovisuales (7,6%).

En la clasificación por rúbricas se puede observar que lo que más subió en el Archipiélago durante el pasado año fueron las reparaciones de calzado, un 8,1%, y las frutas frescas, cuyo precio ascendió un 7,7%. La carne de ovino subió un 4,7% y el agua mineral, los refrescos y los zumos se encarecieron un 4,6%. En cambio, el transporte público interurbano bajó un 14,9% y los aceites y las grasas disminuyeron un 13,8%.

Inflación subyacente

Para ver la evolución de los precios a largo plazo sin que estén afectados por oscilaciones puntuales que obedecen a causas naturales, como el tiempo que afecta a las cosechas o las grandes variaciones de los combustibles, se recurre a la inflación subyactente. Se trata de un índice que mide la evolución de los precios excluyendo los alimentos no elaborados y los productos energéticos. Pues bien, la inflación subyacente fue en 2018 del 0,5% en Baleares y del 0,9% en el conjunto del país.