Las viviendas de lujo subirán un 6% anual hasta 2022 en Mallorca

| Palma |

Valorar:
preload
Una casa tiene un precio adicional del 40% en promedio por la pisicina.

Una casa tiene un precio adicional del 40% en promedio por la pisicina.

28-02-2019

Mallorca no pierde atractivo para los extranjeros que quieren adquirir un inmueble. Un estudio de mercado independiente para Porta Mallorquina Real Estate señala que los precios subirán un 6% anual hasta 2022 si las condiciones de mercado se mantienen.

Desde el año 2015, los precios de las viviendas tienen “una sola dirección: hacia arriba”, señala el estudio, con un incremento del 34% en cuatro años. El precio medio por metro cuadrado en Mallorca para los inmuebles vacacionales se sitúa en 5.429 euros, un 8% más que en 2018, aunque presenta importantes variaciones según la zona en la que se ubique la vivienda. Se mueve desde los 3.306 euros por metro cuadrado en el interior de la isla, hasta los 7.222 de la zona suroeste, la más cara de Mallorca.

Para este año 2019 se espera una subida de precios del 16% en el suroeste, del 10% en Palma centro y del 20% en la zona de Llucmajor. En cambio, en los alrededores de Palma este año los precios bajarán un 4%, pero se trata más bien de una “correción” después del incremento de precios del 36% que habían experimentado el año pasado.

Una casa con vistas al mar en Mallorca cuesta alrededor de un 15% más, mientras que en primera línea de mar es un tercio más cara. En la zona sur se paga hasta un 57% más por una casa en primera lína: el metro cuadrado vale 3.955 euros sin vistas, 4.374 euros con vistas y 6.437 euros en primera línea.

En promedio, una piscina representa hasta una quinta parte del valor de una propiedad. Si las propiedades lujosas disponen de una piscina adecuada, con toboganes, bañera de hidromasaje o aparato de contracorriente, el valor puede aumentar hasta un 40%.

4.900 PROPIEDADES. El estudio, elaborado por el STI Center for Real Estate Studies (CRES) de Friburgo, ha analizado datos de 7.000 propiedades individuales en las páginas web de las empresas Porta Mallorquina Real Estate, Engel & Völkers, First Mallorca, Kühn & Partner y Minkner & Partner. Incluyen, según indican, entre el 90% y el 95% de las ofertas de propiedades. Una vez eliminadas las propiedades duplicadas y aplicadas correciones por datos incorrectos, se han valorado 4.900 propiedades para realizar el estudio.

Una de cada tres propiedades del mercado es de lujo o alta gama. En concreto, la oferta actual se distribuye en cuatro categorías: un 14% de la oferta de mercado es de lujo, un 31% es de equipamiento elevado, un 41% de equipamiento medio y un 14% simple. Por zonas, el suroeste (32%) y los alrededores de Palma (26%) son las que tienen más oferta de alta gama.

INMUEBLES NUEVOS. La antigüedad de las propiedades vacacionales ofrecidas tiene un impacto directo sobre el precio. Un inmueble nuevo es, en promedio, una tercera parte más caro que uno de segunda mano. En el suroeste, la zona más demandada, la vivienda nueva solo es un 7% más cara, pero en el noroeste (+52%), alrededores de Palma (+38%), el centro de la isla (+37%), Palma (+36%) y el noreste (+36%) los diferenciales son más importantes.

El CRES califica a Mallorca como una ubicación triple A, fiable y estable por sus infraestructuras, su paisaje, sus playas y su conectividad a pesar de las quiebras de Air Berlin y Germania. Además consideran que el impuesto turístico es positivo porque “demuestra que la política está interesada en preservar estos valores”, lo que da a los inversores extranjeros más seguridad, indica Ulrike Eschenbecher, directora de Relaciones Públicas de Porta Mallorquina Real Estate, quien añade que “las vistas y la ubicación deciden el precio”.