Tras la tempestad ha llegado la calma

| |

Valorar:

Muchas veces en bolsa se habla de emociones, pánico y euforia, y de fases de distribución y acumulación antes de las tendencias. Realmente todo está muy ligado.

Tras las fuertes caídas del mes de octubre, en noviembre se ha calmado mucho la situación tras hacer entrar en pánico a muchos inversores, especialmente a los pequeños con menos capacidad de análisis de la situación real. Como se verá a continuación, las subidas no son espectaculares, al menos en países desarrollados, aunque puede ser un momento de acumulación en soportes (la semana pasada en esta sección se mostraron los de las bolsas europeas) cara a un final de año interesante.

El IBEX 35 ha sido una de las bolsas europeas con mejores números: +2,07%. Buena parte de la subida es motivada por la revalorización del 9,53% y del 8,66% de Telefónica y de Inditex; mientras que los grandes bancos han presentado resultados mixtos: -0,24% en Santander y +2,72% en BBVA. Del resto de compañías destaca Siemens Gamesa con una espectacular subida (+27,14) y Cellnex (+11,48%). En el lado opuesto Amadeus y Acerinox lideran las pérdidas con -11,13 y -10,86% respectivamente.

El resto de índices del Viejo Continente han cerrado mixtos/planos: ligeramente en verde ha cerrado el castigado MIB 30 italiano (+0,76%), mientras que en rojo lo han hecho el EuroStoxx 50 (-0,76%), el DAX 30 alemán (-1,66%) y el FTSE 100 británico (-2,07%). También han sido mixtos los cierres mensuales en Estados Unidos: el genérico S&P 500 se ha revalorizado un 1,79%, pero el tecnológico Nasdaq 100 ha caído un 0,26%. El Nikkei japonés, por su parte, ha conseguido remontar un 1,96%.

Sí ha sido un buen mes para las bolsas de países emergentes. El Bovespa brasileño ha vuelto a subir tras la euforia postelectoral de octubre (2,38%). Y han sido superiores las revalorizaciones de los asiáticos: el Hang Seng de Hong Kong +6,11%; el Sensex de India +5,09% y el Kospi de Corea +4,75%.