El Govern no cederá hasta 2018 las competencias de promoción

| |

Valorar:
preload
Jaume Ferrer, Francina Armengol, Alejandra Ferrer y Biel Barceló conversaron animadamente en Fitur la semana pasada. La cordialidad fue máxima, pero de las transferencias de promoción no hablaron.

Jaume Ferrer, Francina Armengol, Alejandra Ferrer y Biel Barceló conversaron animadamente en Fitur la semana pasada. La cordialidad fue máxima, pero de las transferencias de promoción no hablaron.

27-01-2017 | J. Sevilla

La transferencia de las competencias de promoción y ordenación turística sufren un nuevo y prolongado retraso. De hecho, está ya decidido que no llegarán hasta los consell insulars de Mallorca, Menorca y Formentera hasta principios de 2018. Eivissa, en cambio, ya ejerce ambas competencias desde 2015.

Las negociaciones para transferir promoción y ordenación turística a los consells son una constante desde hace años, pero jamás se ha alcanzado un acuerdo. De hecho, en marzo de 2015, poco antes de que se rubricara el traspaso al Consell d’Eivissa, Formentera se indignó ante la propuesta del Govern. Mallorca, que por momentos pareció aceptar las condiciones del Govern, entonces presidido por José Ramón Bauzá, finalmente no recibió las competencias.

Francina Armengol y Miquel Ensenyat se fijaron desde el primer momento concretar el traspaso de promoción y ordenación turística en enero de 2017. Así lo manifestaron en diversas oportunidades pero, finalmente, será en 2018, siempre y cuando no se produzca un nuevo retraso.

Miquel Ensenyat confirmó a El Económico en Fitur que la transferencia de las competencias de promoción y ordenación turística sufrirán un nuevo retraso y que no será hasta enero de 2018 cuando se concreten. El presidente del Consell, en todo caso, reconoció que las negociaciones, hoy por hoy, no están cerradas.

“No será en enero, evidentemente, que ya está acabando. En principio, nos hemos marcado 2017 para cerrar las competencias de promoción y ordenación turística. La idea es que las transferencias lleguen en enero de 2018”, explicó Ensenyat, que no duda en asegurar que las divergencias son de carácter económico.

“El tema más complicado es la asignación económica que nos tiene que llegar del Govern, especialmente considerando las transferencia que se hizo al Consell d’Eivissa. A Mallorca nos tocarían unos nueve millones de euros, que el Govern no tiene y nosotros no queremos, puesto que sería una barbaridad gastar este dineral en promoción turística. Hay que ser realistas, pero de momento no hay acuerdo, aunque desde el Consell actuamos con responsabilidad y no reclamamos la cantidad que, proporcionalmente, nos debería llegar”, afirmó.

Ensenyat, asimismo, explicó que las proporciones son siempre un arma peligrosa y reconoció que Formentera siempre saldría perdiendo. “Las proporciones son muy peligrosas, puesto que Formentera, por ejemplo, siempre pierde si solo nos fijamos en la población. Hemos de ser flexibles. Y desde el govern de Mallorca ejercitamos la solidaridad y la responsabilidad”, argumentó.

Ensenyat afirmó también que es fundamental realizar el traspaso de forma modélica para evitar duplicidades. “Estamos trabajando en fijar un marco competencial que deje claro que el Govern, cuando cede una competencia, ha de dejar de ejercerla. Evitar las duplicidades es fundamental”, dijo finalmente el presidente del Consell de Mallorca.

El retraso afecta por igual a Mallorca, Menorca y Formentera. No hay acuerdo con ningún consell, que insisten en que el Govern debe querer evitar las duplicidades.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.