Balears tiene 1.551 plazas turísticas más que en 2005

| |

Valorar:
preload
Los días de llegada de cruceros han sido los de mayor presión en el centro de Palma este verano.

Los días de llegada de cruceros han sido los de mayor presión en el centro de Palma este verano.

16-08-2016 | Click

El número de turistas se ha incrementado de forma espectacular en los últimos años, pero la capacidad de alojamiento se ha mantenido prácticamente estable. Los datos de la Conselleria de Turisme son contundentes y reflejan que la capacidad de alojamiento en 2005 era de 423.112 plazas, mientras que al acabar 2015 había aumentado hasta las 424.663. Es decir, que en 10 años se ha aumentado en 1.551 plazas, un 0,37% más.

Por islas, Mallorca ha aumentado su capacidad de alojamiento un 0,82%, al incrementar su número total de plazas en 2.337, alcanzando las 288.745, mientras que en 2005 eran 286.408. En Menorca, el aumento ha sido del 0,98%, llegando a las 49.656 plazas. En las Pitiüses, en cambio, la capacidad de alojamiento se ha reducido un 1,45%, pasando de 87.532 plazas en 2005 a 86.262 en 2015.

Son cifras que contrastan con la actividad turística, que ha experimentado un considerable crecimiento. En estos 10 años se ha pasado de 9.657.516 turistas extranjeros llegados a las Islas en 2005 a 11.660.743 visitantes, lo que supone una diferencia de dos millones de personas más, un incremento del 20,74% en la llegada de extranjeros, según los datos del Ibestat.

HOTELES. La planta hotelera de Balears, considerando como tal hoteles, hoteles apartamentos y hoteles de ciudad, sí que se ha incrementado desde 2005, aunque con unos valores muy lejos de los espectaculares aumentos que se han registrado en el número de turistas arribados a las Islas.

Si hablamos estrictamente de hoteles, al acabar 2015 había 24 establecimientos más que en 2015, pasando de 704 a 728. El número de plazas hoteleras aumentó de 200.021 en 2005 a 205.547 en 2015. Es decir, que el incremento es del 2,76%. Por islas, las plazas han aumentado un 2% en Mallorca, un 7,3% en Eivissa y un 37,44% en Formentera, mientras que en Menorca han descendido un 4,71%.

La capacidad de alojamiento de los hoteles apartamentos se ha incrementado en un 14,50% ya que ha aumentado de 82.739 plazas a 94.740.

El número de plazas hoteleras se ha incrementado también en los denominados hoteles de ciudad, que no existían en 2005 y que ahora disponen de 1.429 plazas.

Sumando las plazas de hoteles, hoteles apartamentos y hoteles de ciudad, el incremento ha sido del 6,70%. Es decir, que ahora existen 18.956 plazas más en hoteles, hoteles apartamentos y hoteles de ciudad que en 2005. El número de visitantes extranjeros, en cambio, ha aumentado en 2.003.227 personas de 2005 a 2015.

El incremento del número total de turistas se debe a diferentes factores, entre ellos que la estancia media se ha reducido, pero en cualquier caso en los meses de julio y agosto la llegada de visitantes se ha multiplicado. En agosto de 2015 llegaron 2.196.429 turistas extranjeros, mientras que en 2005 habían sido 1.597.046 -el Ibestat ofrece los datos en series diferentes, pero el incremento es evidente-. En julio de 2005 llegaron 1.630.940 personas, y en 2015 fueron 2.130.791.

Otro tipo de establecimientos con una capacidad de alojamiento relevante son los apartamentos, si bien ha habido un trasvase del alojamiento en estos establecimientos a los hoteles. En este sentido, en 2005 había un total de 968 establecimientos de apartamentos, mientras que en 2015 se redujeron hasta 839, 129 menos. El número de plazas se ha visto también recortado, puesto que de las 98.666 del año 2005 se ha pasado a las 84.574 de 2015. Hay así 14.092 plazas menos, un 14,28%.

Por islas, el número de plazas en apartamentos se ha reducido en Mallorca -poco más de diez mil-, Menorca y Eivissa, mientras que en Formentera no se ha experimentado variación alguna.

De esta manera, si contabilizamos apartamentos, hoteles, hoteles apartamentos y hoteles de ciudad nos encontramos con un aumento de las plazas de alojamiento del 1,27%. Es decir, que en los últimos diez años solo se han incrementado en 4.864.

Otro tipo de establecimientos en retroceso son los hostales, que han visto reducida su capacidad de alojamiento en todas las islas. En Mallorca se han reducido poco más de 2.000 plazas, para totalizar 2.835 menos en todas las islas, un 31,62%.

POR MUNICIPIOS. La estadística de Turisme se refiere a los diferentes tipos de establecimientos y no únicamente a los hoteleros. Así, contempla la capacidad de alojamiento en los siguientes establecimientos: apartamentos turísticos, agroturismos, casas de huéspedes, cámpings turísticos, fondas, hoteles, hoteles-apartamentos, hoteles de ciudad, hoteles residencia, hoteles rurales, hostales, hostales residencia, pensiones, residencias apartamentos, ciudades de vacaciones y turismo de interior. No cuenta el alquiler vacacional reglado.

En 2015 el municipio con un mayor número de plazas de alojamiento turístico era Calvià, con un total de 59.834 repartidas en 252 establecimientos. El mayor número de plazas correspondía a hoteles de 3 estrellas, 17.190, repartidas en 52 establecimientos. A continuación figuraban ya los hoteles de 4 estrellas con un total de 14.988. Destacan también las 7.913 plazas de los hoteles apartamentos de 3 estrellas. Calvià se distingue también por la distribución de sus plazas hoteleras en diferentes zonas, como son Illetes, Palmanova, Santa Ponça, Peguera o Magaluf, entre otras. Los apartamentos están en franco declive en el municipio, aunque aún hay 4.156 plazas de 2 llaves y 4.937 de 3 tres llaves.

El segundo municipio con un mayor número de plazas turísticas es Palma. Cuenta con un total de 237 establecimientos y 43.633 plazas turísticas. Destacan las 16.457 plazas de hoteles de 3 estrellas y las 12.658 de hoteles de 4 estrellas.

Alcúdia es el tercer municipio mallorquín con un mayor número de plazas turísticas, con 26.368 distribuidas en 85 establecimientos. Un total de 7.122 plazas corresponden a hoteles de 3 estrellas, mientras que hay 2.952 plazas en hoteles de 4 estrellas. Los apartamentos tienen aún una enorme importancia en Alcúdia, puesto que hay 2.949 plazas en establecimientos de 2 llaves y 4.776 de 3 llaves.

Sant Llorenç des Cardassar es el cuarto municipio con más plazas (25.284) por delante de Capdepera (18.308), Santanyí (17.017) y Muro (16.758).

En Menorca, el municipio con mayor número de plazas es Ciutadella, con 22.566, casi la mitad de la oferta de toda la isla. De estas, 10.897 son de apartamentos y 5.178 de hoteles. Y con una capacidad significativa se sitúan también es Mercadal (7.098 plazas), Alaior (6.730) y Sant Lluís (5.895).

En las Pitiüses, Santa Eulària destaca como el municipio con más plazas turísticas, con un total de 21.708 -de las que 9.316 son de hoteles-, aunque seguido muy de cerca por Sant Josep, con 21.134. Sant Antoni tiene 15.979 y Eivissa, 14.025. Por su parte, Formentera cuenta con 7.828.

CON MENOS PLAZAS. Los municipios con menos plazas de alojamiento turístico son los del centro de Mallorca, que no llegan al medio centenar. El municipio con menos es Santa Eugènia, que en 2015 solo tenía registradas diez. El resto son Búger (22 plazas), Marratxí (24), Llubí (30), Costitx (33), Lloret (38), Sa Pobla (39), Lloseta (41), Ariany (42) y Petra (46). Hay otros cuantos que no llegan al centenar, como son Consell (50), Marid de la Salut (56), Vilafranca (68), Inca (74), Santa Maria (85), Binissalem (91) y Sineu (99). Además, Mancor, Escorca y Sant Joan no contaban con establecimientos turísticos ni en 2005 ni en 2015.

Por otra parte, destacan los casos de Campos y Artà. Pese a tener una gran superficie de costa y a albergar algunas de las playas vírgenes más conocidas y apreciadas de Mallorca, no tienen apenas capacidad de alojamiento turístico. En concreto, Campos tiene 557 plazas turísticas, frente a las 253 de 2005. Y Artà cuenta con 361, que han disminuido a la mitad frente a las 796 de diez años atrás.

POCOS CAMBIOS. El movimiento de plazas hoteleras durante este periodo de 10 años apenas ha sido significativo en los municipios con más plazas: Alcúdia ha disminuido su capacidad de alojamiento en 179 plazas, un 0,67% menos; en Calvià tienen 84 más, 0,14% de incremento; y en Palma se han reducido en 802, un 1,80% menos.

En general, los mayores cambios se deben a reducciones del número de plazas: Son Servera ha perdido 390, Sant Llorenç 494, Capdepera 443, Artà 435 y en Sant Lluís hay 116 menos. Más acusada todavía es esta reducción en Sant Josep, que tiene 2.513 menos, y en Sant Antoni, 466 menos.

Y por otra parte, los mayores incrementos se han visto en municipios que históricamente no eran turísticos, como son los del interior de Mallorca, pero que poco a poco empiezan a tener establecimientos. En cualquier caso, son poco significativos dentro del total. De este modo, Maria de la Salut ha pasado de seis plazas a 56. Sencelles ha casi triplicado su capacidad: aunque solo tiene 117, en 2005 eran 30. Petra ha pasado de 10 plazas a 46. En Marratxí se ha multiplicado por tres, aunque contabiliza solo 24 plazas. Y también se ha duplicado o más que duplicado la capacidad de alojamiento en Campos, Binissalem, Costitx, Esporles, Inca, Lloseta, Montuïri, Porreres, Selva, Sineu y Valldemossa.

La excepción a esta tendencia de aumento de plazas en municipios con poca capacidad es Llucmajor. En concreto, ha pasado de 11.227 plazas turísticas a 13.516, lo que supone 2.289 plazas más, casi igual que el incremento total que se ha vivido en Mallorca, de 2.337 -entre aumentos y disminuciones-.

Y los municipios que no han variado sus plazas turísticas de 2005 a 2015 son Banyalbufar, Lloret, sa Pobla y Santa Eugènia.

Un análisis de las plazas turísticas por tipo de establecimiento permite observar que algunas modalidades no tienen apenas implantación. Es el caso de las pensiones: hay una sola en Pollença con 23 plazas. También son poco comunes las fondas, con 356 plazas. Todavía perduran en Alcúdia, Capdepera, Deià, Palma, sa Pobla, Santanyí -tiene registradas dos-, Formentera, Santa Eulària -tres- y es Migjorn. La mayoría de plazas están formadas por hoteles (205.547), apartamentos (84.574) y hoteles apartamento (94.740). Suman el 90,63% del total. El 9,37% restante está muy repartido.

AGROTURISMOS. La capacidad de alojamiento en agroturismos se ha duplicado en los últimos diez años, pasando de 2.054 plazas a 4.404. Mallorca alberga el 81% de plazas, 3.583 en total, mientras que Formentera no tiene, en Eivissa hay 466 plazas y en Menorca, 355.

Campos es el municipio con más establecimientos y plazas de este tipo. Tiene en total 23 agroturismos, con una capacidad de 389 personas. Manacor cuenta con 22 establecimientos y 350 plazas, y Llucmajor tiene 17 con capacidad para 307 personas. En Santa Eulària del Riu hay 14 agroturismos con 225 plazas. Otros municipios destacados son Felanitx (199 plazas), Sóller (167), Bunyola (156), Selva (148) y Esporles (134).

Y en Menorca, los municipios que tienen más agroturismos son Alaior y Ciutadella, cuatro cada uno, con 77 y 60 plazas respectivamente, aunque en Maó un solo establecimiento cuenta con 84 plazas.

Además, existen también 1.843 plazas de hoteles rurales donde Porreres (116), Puigpunyent (111) y Manacor (104) destacan como los municipios con más plazas de este tipo.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.