Juan Antonio Tormo, de Skalop: “Franquiciar un negocio es como llevarlo a bolsa”

| |

Valorar:
preload
Según Juan Antonio Tormo, la facturación potencial es el principal dato que hay que tener en cuenta.

Según Juan Antonio Tormo, la facturación potencial es el principal dato que hay que tener en cuenta.

28-10-2014

Juan Antonio Tormo Roca es el director de la cadena Skalop y asesor de empresas en temas de franquicias. Skalop nació como empresa familiar en 1995 con dos locales, uno en Son Dureta y otro en General Riera. Hoy tiene diez establecimientos en total, seis propios y cuatro franquiciados. Seis están en Palma, otro en Festival Park, y también tienen presencia en Inca, Manacor y Madrid. “Incluso nos han llamado de Panamá, y no hemos dicho que no sin estudiar la opción”, admite, afirmando que ahora se centran en examinar la posibilidad de abrir nuevos establecimientos franquiciados en Barcelona y Valencia. Skalop se basa en servir el escalope de siempre, fresco y a buen precio, y con un valor añadido en innovación y servicio que sorprende y fideliza.“Somos un fast food pero servimos en mesa, por lo que damos un servicio y creamos empleo”, recuerda.

¿Cómo un nuevo negocio basado en un simple escalope llega a ser tan exitoso?
Pasa como con muchas empresas, coges una empresa local que tiene un know-how muy bueno y decides convertirla en franquicia. ¿Esto que significa? Tienes que reorganizar completamente el sistema productivo, los modos de trabajar de la empresa, y a partir de ahí viene toda la parte de marketing, que es muy importante. ¿Esa empresa podría haber conseguido lo mismo por sí misma? Sí o no, depende. Antes el escalope se comía y gustaba mucho, pero con el marketing lo das a conocer a todo el mundo de manera amplia. Desde medios de comunicación hasta ferias, eventos, y a partir de ahí empieza a haber gente que dice: ‘Yo quiero uno en mi pueblo’. Realmente, lo que haces cuando franquicias un negocio de una empresa es como llevarla a bolsa. La preparas, le das una buena imagen y la pones en el mercado. A partir de ahí, los que deciden son los inversores y empresarios. Pero lo más importante es tener una buena base. Si no hay un know how bueno, si no llevas un tiempo, no puedes poner una franquicia.

¿Cuánto cuesta un Skalop y cuáles son las condiciones?
Cuando alguien nos llama y nos dice que quiere uno en su ciudad, primero tenemos que hacer un estudio: ¿Tienen local o no? Miramos si sirve. Si no tienen local pero la ciudad nos gusta, lo miramos. Cuando vemos el local y todo está bien, hacemos un ‘llaves en mano’. Un Skalop cuesta 129.000 euros. ¿En este precio qué entra? Todo menos la obra civil, que suele ser un 30-40% de la inversión total. Cuando la obra está acabada, venimos y lo montamos todo: mobiliario, maquinaria, menaje, letreros, damos la formación a todo el personal y nos quedamos un tiempo con el empresario para que aprenda. Después hacemos un seguimiento continuo para ver que el local está bien. Son 129.000 euros, pero la pregunta para mí es: ¿Es caro o barato? Depende de la facturación potencial. En el estudio que realizamos, calculamos la facturación que puede tener el local antes de abrirlo.

¿De dónde viene la carne?
La carne de pollo y cerdo que servimos viene de Matisa, el matadero de aquí, de Mallorca. Consumimos ya alrededor de las 50 toneladas por año. Y es destacable que en nuestros restaurantes no tenemos congeladores para la carne. Por la mañana se nos sirve, nosotros la cortamos en el polígono, donde tenemos la cocina central, y la distribuimos a todos nuestros restaurantes.

¿Cuáles son los planes de expansión de la empresa?
En Mallorca daremos dos licencias en los centros comerciales de Porto Pi y s’Estada y dos más a pie de calle, en Alcúdia y Calvià. Las cuatro franquiciadas. De este modo, terminaremos el proceso aquí. Hay que tener en cuenta que los dos grandes monstruos de la franquicia, que son McDonald’s y Burger King, tienen 10 y 11 restaurantes, nosotros ya tenemos 10 y creo que les llegaremos a superar, pero nuestro objetivo ya es la Península y el área mediterránea. Empezar desde Barcelona y Valencia sobre todo, y de ahí avanzar al interior, también franquiciados. Los números nos dan para que en cualquier provincia de España pueda haber como mínimo un Skalop, 50 provincias, 50 Skalop. Pero hay que tener en cuenta que Madrid, Barcelona y Valencia son especiales. Si en Palma, con 400 mil habitantes tenemos seis locales, me quiero imaginar que en Madrid, Barcelona y Valencia alguno más tendremos. No sé en cuántos años, pero nuestra meta está sobre los 80 locales. Y ya luego, salir fuera de España será el siguiente paso.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Lluis
Hace más de 3 años

Hay que cambiar el aceite de las frituras mas seguido..... Da asco

Valoración:3menosmas

Que malo.
Hace más de 3 años

Fui una vez a comer, y casi vomito de la mala que era la carne de pollo, si es que lo era.

Valoración:2menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1