Antoni Riera: “Impulsa facilita, pero no adopta soluciones”

| |

Valorar:
preload
Antoni Riera junto a su despacho de la Fundació Impulsa, en el edificio Disset del Pact Bit.

Antoni Riera junto a su despacho de la Fundació Impulsa, en el edificio Disset del Pact Bit.

17-09-2014

La Fundació Impulsa Balears, nacida gracias al empuje de la patronal empresarial CAEB, cumple ya un año de actividad. El actual ejecutivo, presidido por la socialista Francina Armengol, después de unos primeros meses de reflexión, hizo pública la decisión el pasado diciembre de continuar en el seno de la Fundació. Antoni Riera, catedrático de Economía Aplicada de la Universitat de les Illes Balears, es el director técnico y el principal valedor de la Fundació, que cataloga como una plataforma imprescindible para iniciar el camino de la transformación económica que requieren las Islas.

La Fundació Impulsa dio a conocer semanas atrás una primera herramienta económica, orientada a medir la competitividad global de Balears, y que sitúa a las Islas en el puesto 175 sobre las 263 regiones que forman la UE-28. Es una pequeña muestra del conocimiento acumulado por la Fundació en su primer año de funcionamiento. Impulsa, por ejemplo, conoce también al detalle la estructura económica de Balears, municipio a municipio, o qué sectores son los que generan más ocupación, cuáles son los más exportadores... Y es que la Fundació Impulsa tiene claro que para acertar en las decisiones es imprescindible disponer de mejor información.

- El 26 se septiembre de 2014 se creó la Fundació Impulsa. ¿Para qué? ¿Qué objetivos persigue?
- Después de un año y medio de diagnósticos previos nos dimos cuenta de que algunas regiones que tienen una problemática parecida a la de Balears han conseguido transformar su economía. Es el caso de Flandes (Bélgica), Bilbao (España), Baja Austria (Austria), Escania (Suecia), Baden-Wurtemberg (Alemania), Baviera (Alemania), West Midlands (Reino Unido), Lahti (Finlandia), Limburg (Países Bajos), Calais (Francia), Florida (EEUU) y Massachussets (EEUU). Son doce experiencias de éxito. Comprobamos que con un problema muy parecido al nuestro, con un nivel de destrucción de tejido empresarial muy semejante, con un aumento importante de la tasa de paro, y, sobre todo, con una pérdida importante de PIB per cápita, consiguen transformarse. Y como característica común hay que señalar que lo hacen sobre la base de unas plataformas de conocimiento estratégico e interacción regional. La Fundació Impulsa utiliza estos ejemplos y se constituye como una plataforma de estas características. Están financiadas mayoritariamente con dinero privado, pero en todas ellas tiene un rol importante el gobierno, dada su capacidad de influir sobre determinadas palancas de competitividad.

- Son doce regiones con problemas similares a los de Balears, ¿las soluciones son también parecidas?
- No. Si algo ponen de manifiesto estas experiencias es que aunque la problemática sea muy parecida no pueden copiarse los planes estratégicos de otras regiones. Deben considerarse las especificidades de cada territorio.

El nacimiento de la Fundació no ha sido plácido. ¿Quién forma la Fundació Impulsa?
Desde su nacimiento se han sumado 18 empresas, tras desembolsar 12.000 euros cada una. Estas empresas se unen así a los patronos natos de la Fundació: la CAEB, que en el momento de la constitución aportó 180.000 euros, y el Govern, que desembolsó 60.000. La Fundación aspira a contar con un total de 40 patronos.

- Una de las principales acusaciones que se ha hecho a la Fundació era que estaba al servicio de los hoteleros.
- La filosofía de todas las plataformas de conocimiento estratégico es contar con grandes empresas que tengan capacidad para hacer aportaciones económicas y poner sus conocimientos al alcance de la comunidad. La Fundació cuenta en estos momentos con el apoyo de 9 empresas hoteleras, dada la representatividad del sector en el tejido regional.

- El pasado 23 de diciembre tuvo lugar el patronato de la Fundació y se oficializó la continuidad del Govern.
- Sin duda, la colaboración público-privada es imprescidible para cumplir los objetivo fijados. La actividad de la Fundació puede continuar sin el Govern, aunque los objetivos deberían ser revisados.

- La UIB no tiene presencia en la Fundació. ¿Por qué? ¿Está relacionada con su intento de ser rector?
- No. De ninguna manera. Este tipo de plataformas acogen en su patronato al tejido empresarial y el gobierno de la región, no solo por su capacidad financiera sino por su capacidad de materializar la transformación. Al mismo tiempo, establecen dinámicas de colaboración entre los agentes de la tetrahélice regional. Me refiero a la universidad y centros tecnológicos, organismos intermedios (sindicatos, asociaciones...), empresas y administración pública. A este fin, la Fundació Impulsa tiene previsto articular en breve un órgano de transferencia (Ágora-Impulsa).

- Entiendo que si su relación con el rector fuera excelente, la Universidad jugaría el mismo papel.
- Exactamente. Es el mismo que juega en otros lugares.

- Sindicatos, pequeñas y medianas empresas tampoco están en la Fundació.
- Cualquier empresa, independientemente de su tamaño, puede entrar a formar parte del patronato. La participación del resto de agentes, sindicatos incluidos, cuyo conocimiento y experiencia son clave para el proceso de transformación, se espera canalizarla a través del Ágora-Impulsa.

- ¿Cómo funciona la Fundació?
- Dispone de un patronato, en el que están representados todos los patrones. Su peso específico depende de la aportación económica de cada uno. Su función principal es garantizar que la Fundació trabaja en la dirección correcta y que dispone del capital necesario para hacerlo. En todo caso, se intenta, y hasta ahora siempre ha sido así, adoptar los acuerdos por unanimidad. Además, existe un comité ejecutivo, que asume la gestión de la Fundació. Son tres miembros, que representan a la CAEB, al Govern y al resto de patronos. Ahora está formado por Sergio Bertrán, Iago Negueruela e Inma de Benito. Hay también un director técnico, que soy yo, y tres unidades: Inteligencia económica, Estrategia y Ágora. En todo caso, Impulsa no es una mesa de representación. Es una plataforma de conocimiento estratégico, que una vez elaborado pasa a ser discutido en la unidad de estrategia, formada por pocas personas que tienen mucho conocimiento del tema. Los patronos son los que designan a los miembros de la unidad de estrategia, hasta un máximo de cinco. Posteriormente, la unidad de estrategia envía el conocimiento al Ágora.

- Entiendo que la Fundació Impulsa tendrá perfectamente diseccionada la realidad económica de Balears. ¿Y las soluciones?
- Impulsa no da soluciones, sino que provee de herramientas útiles para que los agentes regionales puedan encontrar las mejores soluciones. Da guías de acción.

- ¿Qué diferencia hay entre una solución y una guía de acción?
- Digamos que Impulsa facilita, pero no aporta soluciones.

- ¿Las decisiones, evidentemente, son cosa del Govern, no?
- Exacto. Del Govern, de las empresas y del resto de agentes del tejido regional. Por ejemplo, la política de clúster de nuestra comunidad autónoma es del año 2004. Hoy, deberíamos plantearnos si Balears necesita una política de clústers. Y si la respuesta es sí, la Fundació está al servicio de los agentes para desarrollar las herramientas necesarias para fomentar una política de clústers correcta.

- La concreción puede suponer que la Fundació Impulsa pise algunos callos, que se gane enemigos.
- Claro. Transformar significa pisar callos. Impulsa asume este riesgo desde la independencia. La inercia de los últimos quince años nos ha llevado a perder más de un 17% de renta per cápita. Hemos de ser valientes.

- ¿Antoni Riera, como director técnico de Impulsa, puede garantizar que la Fundació será independiente?
- Sí, el grado de independencia y rigor con el que se está trabajando es el principal activo de la Fundació y como director técnico me satisface que así sea.

- Pero en el comité ejecutivo son dos contra uno, Sergio Bertrán e Inma de Benito contra Iago Negueruela.
- No, no es así. En un proyecto común no hay bandos. De hecho, durante el primer año, el funcionamiento ha sido excelente e intentamos siempre que todas las decisiones se adopten por unanimidad.

- Ya ha trascendido a la sociedad un primer informe sobre competitividad, que sitúa a Balears en el puesto 175 de 263 regiones europeas.
- Impulsa trabaja para facilitar el diseño e implementación de una estrategia de competitividad global que permita a Balaers recuperar la posición de liderazgo en los rankings de PIB per cápita. Para ello es necesario conocer, primero, la posición competitiva actual y los pilares en que se basa.

- ¿Y cómo puede mejorarse la competitividad de Balears?
- Activando aquellas palancas en las que Balears presenta un mayor déficit, principalmente las relacionadas con la eficiencia y la innovación.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Bla, bla, bla
Hace más de 3 años

Impulsa pero no aporta soluciones ... bon Déu! Toni, ningú entén com és que fas el joc als peperos amb aquesta fundació creada quan ja veien que partirien. Política de clusters ... precisament lo poc que havia ho van destrossar els peperos. Varen fer una política econòmica-empresarial que encara avui ningú enten, ni tan sols els seus. No tot i a qualsevol preu.

Valoración:0menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1