Previous Next
11

Los hoteleros apuestan por la calidad y reforman sus establecimientos para ganar estrellas, mejorar su reputación en la red y aumentar la rentabilidad de sus empresas.

El Govern ha facilitado la inversión de los hoteleros y el número de reformas integrales en viejos establecimientos ha aumentado considerablemente. Además, la declaración de la Platja de Palma como zona madura ha posibilitado que los hoteles puedan incrementar en dos plantas su altura si cumplen con determinadas condiciones. Los empresarios han respondido a las facilidades con numerosas obras de modernización. La planta hotelera, además, aumenta de categoría y mejora, en definitiva, el potencial económico de los turistas que visitan la zona.

Meliá Hotels International inició años atrás el proceso de reconversión, mejora y modernización de sus hoteles en Magaluf. El esfuerzo inversor de la compañía ha provocado el efecto contagio y se han multiplicado los establecimientos que están siendo reformados. La declaración de zona madura por parte del Govern de Magaluf, Santa Ponça, Palmanova y Peguera facilita que los establecimientos puedan aumentar su altura, incrementar así habitaciones, subir de categoría y mejorar de esta manera la rentabilidad.

El número de reformas hoteleras que se han desarrollado en los últimos años ha provocado una considerable mejora en la categoría de los establecimientos. En este sentido, el informe de coyuntura turística referido al año 2014 explica que se han producido un total de 175 cambios de categoría en establecimientos turísticos, 151 en hoteles y 27 en apartamentos entre 2011 y el pasado año.

Las estrellas han sido durante años la principal referencia para los viajeros para calibrar la calidad de un establecimiento. La situación ha variado ostensiblemente en los últimos años. En este sentido, el comparador de precios Trivago o los diferentes buscadores de hoteles albergan en la red miles de comentarios de clientes sobre los establecimientos en los que se han hospedado. Hoy, las opiniones de los clientes son la mejor forma de evaluación. Los hoteleros son conscientes de la importancia de los comentarios en la red de los clientes y dedican ingentes esfuerzos económicos y humanos a intentar solventar las quejas o valoraciones negativas que pueden hacerse en diferentes portales de internet.

En cualquier caso, los hoteleros saben que la mejor forma para mejorar su reputación es disponer de unas instalaciones modernas, cómodas y prácticas, además de un servicio de máximo nivel. El número de estrellas es aún importante, aunque cada día un poco menos.

CAMBIOS DE CATEGORÍA. En los últimos cuatro años se ha producido un total de 151 cambios de categoría en hoteles. Un total de 15 hoteles de 1 estrella han mejorado de categoría. Cinco tienen ahora 2 estrellas, seis tienen 3, uno es de 3 superior y tres tienen 4.

El número de cambios más sustancial se ha producido en los hoteles de 3 estrellas, puesto que hasta 79 han aumentado su categoría. Quince establecimientos son ahora de 3 estrellas superior, cincuenta y nueve tienen 4, cuatro son de 4 estrellas superior y uno es ahora de 5.

En los apartamentos, los cambios de categoría han sido 27. Un total de 13 apartamentos que inicialmente tenían 1 llave han mejorado. Un total de nueve tienen ahora dos llaves, tres establecimientos tienen tres y uno tiene cuatro.
En todo caso, desde que comenzara el año 2015 se han presentado ante la Conselleria de Turisme 20 nuevos proyectos de reforma de establecimientos hoteleros, que en su mayoría implican un cambio de categoría.

NÚMERO DE HOTELES. Comparando el número de hoteles y su categoría de 2011 y 2014 se puede constatar un incremento del número de establecimientos de mayor categoría. De hecho, la práctica totalidad de los establecimientos que se reforman aumentan de categoría hasta alcanzar las cuatro estrellas.

En primer lugar, y antes de cualquier otra consideración, se ha de constatar que en 2011 existía un total de 557 hoteles en Mallorca, mientras que en el pasado 2014 son 572. Es decir, se han abierto 15 nuevos establecimientos.

En 2011 los hoteles de 1, 2 y 3 estrellas eran 362, lo que suponía un 64,99% del total. En 2014 eran 334 y el porcentaje sobre el total era ya del 58,39%.

En 2011 había 28 establecimientos de 1 estrella y en 2014 se había reducido a 24. Los de dos estrellas habían pasado de 59 a 50 y los de tres, que eran 275 en 2011, bajaron hasta 260 en 2014. No existían hace cuatro años establecimientos de tres estrellas superior, mientras que el año pasado había 7. El principal incremento se ha producido en los hoteles de cuatro estrellas. En 2011 existían 168, mientras que en 2014 habían aumentado hasta alcanzar los 179. Además, el pasado año había un total de 18 establecimientos de cuatro estrellas superior, mientras que en 2011 no había ninguno. Finalmente, destacar que de los 24 cinco estrellas que había hace cuatro años se ha pasado a 32 en 2014. En cambio, los 5 estrellas gran lujo se han reducido de tres a únicamente dos.

En la misma línea, en los hoteles-apartamento también se ha producido un incremento importante en las categorías. Los hoteles-apartamento de 1 estrella, curiosamente, han aumentado de dos a cuatro. Los de 2 estrellas han pasado de diez a nueve. Los hoteles-apartamento de tres estrellas se han incrementado de 86 a 93 y ahora hay uno de tres estrellas superior, mientras que en 2011 no había ninguno. Los hoteles-apartamento de cuatro estrellas han pasado de 86 en 2001 a 94 en 2015 y, además, se han creado 4 de cuatro estrellas superior. Finalmente, los hoteles-apartamento de cinco estrellas eran cuatro en 2011 y el mismo número en 2014.

La evolución de la oferta de alojamiento, referida a apartamentos, se mantiene numéricamente invariable, puesto que había 349 establecimientos de apartamentos en 2011 y existían exactamente el mismo número en 2014, aunque también se han producido numerosos cambios de categoría.

Hace cuatro años había 108 edificios de apartamentos de 1 llave, mientras que en 2014 se habían reducido a 93. Los establecimientos de dos llaves pasaron de 129 a 134 y los de tres llaves de 105 a 108. Los establecimientos de cuatro llaves eran 7 en 2011 y 13 en 2014 y el pasado año había también uno de 4 llaves superior.