Los precios disminuyen un 0,3%desde enero de 2014

Alimentación y comunicaciones, los sectores donde más bajan los precios. En cambio, lo que más sube es la enseñanza. En el resto de España el importe de la cesta de la compra disminuye un 1%

|

Valorar:
preload
Durante estos cinco años de crisis los cambios en los precios han sido significativos y la inflación ha sido positiva excepto en 2009. Lo que más ha subido ha sido, por este orden, el tabaco, la educación universitaria, la calefacción y el agua, y el transporte público. No obstante, también se han vuelto más baratos algunos artículos como los servicios recreativos, la educación secundaria, las comunicaciones, la ropa de mujer y algunos alimentos, como la leche y la carne de cerdo.

Durante estos cinco años de crisis los cambios en los precios han sido significativos y la inflación ha sido positiva excepto en 2009. Lo que más ha subido ha sido, por este orden, el tabaco, la educación universitaria, la calefacción y el agua, y el transporte público. No obstante, también se han vuelto más baratos algunos artículos como los servicios recreativos, la educación secundaria, las comunicaciones, la ropa de mujer y algunos alimentos, como la leche y la carne de cerdo.

R.D.

Los precios han pasado del ‘todo sube’ al riesgo de que una deflación ponga en peligro la vuelta al crecimiento de la economía si se prolonga durante varios trimestres. Balears registra una inflación del -0,3% en lo que va de año y unos precios estancados respecto a agosto de 2013. Una cifra que está lejos del objetivo, del ideal, que es una inflación del 2% anual. Aun así, los expertos indican que no existe un peligro de deflación en las Islas y que esta minva en los precios no va a afectar a la recuperación económica. Al contrario, puede verse como una oportunidad para que los trabajadores y pensionistas dejen de perder poder adquisitivo.

‘Todo sube’. Con esta simple expresión se puede definir la inflación, que se refiere al aumento continuado de los precios de los artículos que consumimos. Ha sido uno de los principales quebraderos de cabeza de los políticos a lo largo de la historia. Los ejemplos más conocidos son Alemania en la década de los 20 o Argentina en los últimos cuarenta años, que tuvieron hiperinflaciones.

Sin embargo, en los últimos meses resulta que también es un problema el hecho de que bajen los precios. La deflación es una amenaza creciente en Europa, tanto que el Banco Central Europeo ha tenido que tomar medidas extraordinarias para que el crédito fluya y que se deprecie el euro. En Balears los precios están estancados respecto a un año atrás según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (variación anual del 0%), y la tendencia desde enero es negativa.

En lo que va de año, lo que más ha subido en Balears es la enseñanza (2,4%) y lo que más ha bajado son las comunicaciones (5,9%), los alimentos y bebidas no alcohólicas (1,6%) y la medicina (1,2%), visto por grupos de productos. En concreto, el transporte público interurbano (11,4%) y la fruta (13,7) es lo que más se ha encarecido, y las hortalizas (13,7%) y la ropa de mujer (18%) es lo que más se ha abaratado. En conjunto, el importe de lo que compramos ha bajado un 0,3% este 2014.

Si la referencia es anual, de agosto de 2013 a agosto de 2014 las conclusiones son similares: las comunicaciones y los alimentos se vuelven más baratos y se encarece la enseñanza.

El resto de comunidades autónomas presenta una tasa anual del IPC negativa, mientras que Balears es la única con variación cero. La comunidad donde más bajan los precios respecto a agosto de 2013 es Extremadura, con una disminución del 1,1%.

Por otra parte, en el conjunto de España la variación anual es del -0,5%y la tasa anual de inflación subyacente, que excluye de su cálculo los alimentos no elaborados y los productos energéticos, se mantiene al 0%.

Diferentes expertos aseguran que actualmente la deflación no es un peligro para Balears mientras no se prolongue varios trimestres, lo que podría llevar al estancamiento de la economía. Parece que unas décimas más o unas décimas menos no cambian la situación actual, que es de mejora respecto a los peores años de crisis, pero no de normalidad.

Para que la deflación sea realmente un peligro la bajada de precios tendría que prolongarse al menos dos trimestres consecutivos y de momento Balears no lleva ninguno. Hasta ahora solo ha habido un mes con una variación anual de precios negativa en los dos últimos años, y fue en octubre de 2010. De todos modos, casi la mitad de los artículos catalogados como rúbricas en el IPC (27 de los 57 artículos) registraron crecimientos negativos en agosto, entre los que hay alimentos de primera necesidad como la fruta fresca o los huevos.

¿CÓMO SE CALCULA?
El Instituto Nacional de Estadística calcula la inflación con base en la variación de lo que cuesta la ‘cesta de la compra’. Técnicamente se conoce como IPC (Índice de Precios al Consumo) y refleja cuánto sube el conjunto de bienes y servicios que adquiere una familia estándar. Para ello, en toda España se procesan una media de 220 mil artículos. El último año que se puso el contador a cero fue en 2011 (a partir de este momento se empezaron a contabilizar los aumentos o disminuciones en los precios) y se incluyeron en la cesta de la compra hasta 489 artículos. Se tienen en cuenta tanto productos de primera necesidad como la hipoteca o actividades de ocio. En 2011 se dejaron de tener en cuenta algunos artículos que ya no se consumían, como por ejemplo CDs grabables o el alquiler de películas, y se incorporaron los discos duros portátiles, tabletas, la fotodepilación y la depilación láser. La variación de lo que cuesta la cesta de la compra es lo que se conoce como la inflación.

CAMBIO DE TENDENCIA
Aunque es probable que en 2014 la inflación sea cercana a cero en las Islas, la tendencia que se ha seguido hasta ahora era de subida de precios con una única excepción, el año 2009. En los años de crisis anteriores, de 2008 a 2013, los precios se incrementaban con una tendencia cercana al 2%.

En cambio, durante el periodo de expansión previo, de 2002 a 2008, la inflación fue mayor de los dos puntos porcentuales y cercana al 4%. La tendencia de los precios en España ha sido muy similar desde 2002, incluso con precios ligeramente superiores.

En 2009 los precios disminuyeron un 0,2% en Balears y un 0,3% en el conjunto de España. Entonces, la bajada de precios se asoció a dos fenómenos: por una parte, a la caída del precio del petróleo, que en once meses se redujo a una tercera parte hasta quedarse en agosto de 2009 en 68 dólares. Y por otra parte, los precios bajaron por la debilidad del consumo interno: los despidos y ajustes en el mercado laboral hicieron aumentar el ahorro de las familias y el consumo se redujo drásticamente. Finalmente, la bajada de precios fue solo coyuntural y los precios subieron a partir de 2010.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.