Formentera tiene el tipo impositivo del IBI más alto de Balears. | Guillermo Romaní

11

El portal de información económica Sielocal elabora cada año un informe sobre presión fiscal municipal en España. De media, los ciudadanos de Balears son los que pagan más impuestos a los ayuntamientos. La presión fiscal de los consistorios se mide en este informe sumando todos los impuestos locales cobrados y dividiendo la cantidad total entre el número de habitantes. Así, el cálculo de la factura es un 31,7% más cara en Balears. Mientras que la presión fiscal media en España fue en 2012 de 590,81 euros por habitante, en Balears alcanzó los 778 euros. Es decir, que los ciudadanos de las Islas pagamos de media unos 160 euros más cada año que la media española en impuestos municipales.

Deià ocupa el primer puesto en Balears en 2012. Sus habitantes pagan 2.444 euros de impuestos por habitante de media. No obstante, estas cifras requieren algunos matices respecto al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).

El IBI es la principal fuente de financiación de los ayuntamientos y grava la tenencia de bienes inmuebles. El Catastro, que depende del Ministerio de Hacienda, elabora un censo de propiedades, identifica a su titular y realiza una valoración (diferente al precio de mercado) dependiendo del coste de los materiales, de la antigüedad del edificio y del valor del suelo, entre otros. Esta valoración constituye la base imponible del IBI, que puede estar sujeta a exenciones o bonificaciones.

A partir del valor catastral, el ayuntamiento decide en las ordenanzas fiscales el tipo de gravamen que aplicará a esta cifra y que da como resultado el monto a pagar. Por tanto, lo que se abona en concepto de IBI depende, por una parte, de cómo valore los inmuebles el Catastro y, por otra, del tipo impositivo que aplica el consistorio.

PAGAR MÁS. La pregunta que se hacen todos los propietarios es por qué cada año hay que pagar más. La respuesta es sencilla: las valoraciones catastrales se renuevan en principio cada diez años, aunque sobre el terreno se observa que hay bastantes municipios que conservan la misma valoración hasta 16 años. Si el Catastro considera que los inmuebles han aumentado su valor, como suele ocurrir siempre, hay que pagar más. Esta subida se divide en diez partes y se paga un 10% de la subida cada año.

Además, a finales de 2011 el ministro Montoro puso en marcha un decreto ley para aumentar la recaudación de las arcas públicas. Una de las medidas que estableció fue subir de manera obligatoria el tipo impositivo del IBI que decide el ayuntamiento a determinados inmuebles con alto valor catastral. Es decir, que en un municipio que aplicaba el 0,5%, a una casa de lujo se le aplica hasta un 0,55% con esta medida, con lo que el impuesto se encarece todavía más.

Siguiendo este esquema, los municipios que aplicaron un tipo impositivo más alto sobre el valor catastral en el último pago del IBI (el pasado mayo de 2013) fueron Formentera (1,1%), Consell (0,89%) y Alaró y Sóller (0,85%). De estos, Alaró y Consell tienen una valoración catastral de 1998. Formentera y Sóller revisaron el censo inmobiliario y su valor en 2013 y 2012 respectivamente.

El concejal de Hacienda de Palma, Julio Martínez (PP), justifica la nueva ponencia de valores que se publicó en 2012 y se empezó a aplicar el año pasado en la ciudad por una cuestión de proporcionalidad: “Hay barrios que en los últimos quince años se han revalorizado, como por ejemplo es Molinar. Sin esta revisión, una zona que ha ganado prestigio pagaría lo mismo de IBI que otra que mantiene su precio estable”.

PRESIÓN FISCAL. Los resultados que nos proporciona el índice de presión fiscal son diferentes, fruto de un enfoque distinto. Este indicador recoge el total de impuestos que ha cobrado el municipio y lo divide entre el número de habitantes. El índice de presión fiscal que elabora el portal de información económica Sielocal suma impuestos directos, indirectos, y tasas y precios públicos. Incluye el IBI, el Impuesto por Actividades Económicas (IAE), el impuesto de circulación de vehículos, impuestos sobre construcciones, instalaciones y obras y tasas de agua, basura y licencias urbanísticas, entre otros.

Es fundamental considerar el tamaño de la industria y el turismo del municipio: las empresas pagan importantes cantidades en términos de impuestos por su actividad y no figuran como habitantes. Por consiguiente, no siempre un índice más alto significa mayor carga de impuestos por habitante.

EL RÁNKING. El municipio de Deià, en Mallorca, encabeza el índice de presión fiscal con una cantidad de 2.444 euros por habitante en 2012 y le siguen Andratx con 1.741, Sant Llorenç des Cardassar con 1.527, Valldemossa con 1.318 y Alcúdia con 1.306 euros.

No obstante, Deià tiene cinco hoteles y dos pensiones, además de numerosos chalés de cientos de metros cuadrados que pagan grandes cantidades de IBI, aunque solo tiene 747 habitantes. Esta es la causa que, según el alcalde, Jaume Crespí (PP), explica este alto índice. El tipo del IBI es del 0,53%, “de los más bajos de Mallorca”, y el impuesto de circulación para un coche de potencia media es de 103 euros.

En cambio, en Andratx, donde la presión fiscal por habitante alcanza los 1.741 euros, la causa de la elevada carga de impuestos es la revisión catastral llevada a cabo en 2008. Según la actual concejala de Hacienda, Estefanía Gonzalvo (PP), el consistorio pasó de recaudar tres millones de euros en concepto de IBI a recaudar siete después de la revisión. En 2009, el tipo impositivo era del 0,76% y el consistorio lo ha reducido hasta el 0,66%, que se aplicará este año “para que los andritxols no paguen tanto”, comenta Gonzalvo.

Sant Llorenç des Cardassar presenta una situación similar a la de Deià: el índice de presión fiscal es el tercero más alto de Balears, de 1.527 euros. El alcalde, Mateu Puigròs (GISCa), explica que en Sant Llorenç los habitantes no llegan a 9.000 pero tiene una industria hotelera similar a la de pueblos mucho más grandes. “Un hotel paga IBI como toda una calle entera, por eso como somos pocos habitantes, sale a mucho por cabeza”, analiza. El tipo del IBI es del 0,56% y la tasa de basura para un domicilio particular es de 102 euros.

Los municipios con menos impuestos fueron en 2012 Lloret con una presión fiscal de 237 euros por habitante, Vilafranca con 262, Costitx con 275, Porreres con 289 y Llubí con 319.

En Vilafranca, el 70% de la recaudación del IBI se destina al pago de préstamos y el 30% restante a dar servicios, según el alcalde, Monserrat Rosselló (PP). “No subiremos la contribución para hacer una piscina cubierta”, afirma. El tipo del IBI que aplica es del 0,6 en urbano. El alcalde aumentó en 10 euros el impuesto de la contribución hace algunos años para pagar la deuda con la Mancomunitat.

En Costitx, Antoni Salas (PI) explica que durante 2013 se hizo una revisión catastral que se aplicará en breve para actualizar el registro de 1995, donde no constan una parte importante de reformas y ampliaciones llevadas a cabo en los inmuebles del municipio. Asimismo, el actual tipo impositivo del 0,65 pasará al 0,5. Respecto a otros impuestos y tasas, el alcalde explica que un vehículo medio paga unos 40 euros de impuesto de circulación y afirma que la tasa de mantenimiento de sepulturas es de las más bajas de Mallorca. Lo mismo pasa en Lloret de Vistalegre, donde durante 2013 se ha hecho una nueva ponencia de valores para actualizar el catastro de 1995. El alcalde, Joan Jaume (PP), afirma que el tipo impositivo pasará del 0,6 al 0,4 en urbano en cuanto se aplique la nueva valoración catastral.

MENORCA Y EIVISSA. En Menorca el municipio con mayor presión fiscal es es Mercadal con 1.208 euros por habitante, y el que menos, es Castell con 547 euros por habitante en 2012. El alcalde de es Mercadal, Francesc Xavier Ametller (PSOE), explica que el municipio cuenta con muchos hoteles y sobre todo segundas residencias de catalanes. Con solo 5.396 habitantes, tiene nueve zonas turísticas. “Además, como tenemos el impuesto de circulaciónmás bajo de Menorca, las compañías de alquiler de vehículos matriculan aquí los coches y la suma total sale a tres vehículos por habitante. Al igual que no cada persona del pueblo tiene tres coches, un vecino no paga 1.208 de impuestos”, señala Francesc Xavier Ametller.

En la isla de Eivissa, Sant Josep de sa Talaia es el municipio con mayor presión fiscal municipal con 859 euros por habitante, y Eivissa presenta el índice más bajo, de 648 euros por habitante. La alcaldesa de Sant Josep de sa Talaia, Neus Marí (PP), explica la situación en su municipio: “Sant Josep es el municipio con más territorio de toda la isla y a pesar de no ser el más poblado, en él se encuentran algunas de las empresas más importantes que son las que pagan más impuestos, además del aeropuerto de la isla. Solo el aeropuerto paga un millón de euros en impuestos”. El tipo impositivo del IBI en Sant Josep es del 0,4 o 0,5, dependiendo del valor catastral, el mínimo que permite la ley.