El Cuarteto Quiroga, durante su concierto de este sábado en la iglesia de Monti-Sion de Pollença. | FESTIVAL BRAHMS

Tras dedicar su primera y segunda edición a Beethoven y Mozart, Bernat Quetglas y Magí Garcías decidieron dedicar el festival de este 2022 a otro de los grandes compositores: Brahms. Después de dedicar una sesión al sinfonismo, a la música para piano, a la obra de piano y chelo), el Cuarteto Quiroga se encargó de culminar el sábado 24 de septiembre esta edición con un lleno absoluto. El recital, como estaba previsto en caso de lluvia, se trasladó a la iglesia de Monti-Sion de Pollença.

El Cuarteto Quiroga, distinguido con el Premio Nacional de Música, volvió a este festival donde ya actuó en la primera edición. El público mallorquín respondió a la nueva cita con un 'sold out'. La interpretación de los Cuartetos núm. 1 y núm. 2 de Johannes Brahms, de quien se celebra el 125 años de su muerte, entusiasmó al público, que ovacionó durante minutos a los intérpretes obligándolos a ofrecer una propina deliciosa: In stiller Nacht.

Después del éxito de esta edición, formada por cuatro conciertos y a los que han asistido un total de 1.100 espectadores, Bernat Quetglas y Magí Garcías, impulsores y directores de este proyecto, ya están trabajando en la del año que viene.