Vista general de la exposición en el museo Chillida Leku. | CHILLIDA LEKU

0

Miró ‘conquista’ el Chillida Leku. El museo de Gipuzkoa exhibe hasta el 1 de noviembre la exposición Miró en Zabalaga, un homenaje al genio catalán y a la amistad que le unió con Eduardo Chillida. Algunas de las piezas que conforman la muestra han viajado a la ciudad vasca desde la Fundació Miró Mallorca.

Compuesta por esculturas, dibujos y grabados que recorren las temáticas habituales del artista, la exposición cuenta con obras destacadas como Oiseau solaire, (1946-1949) o Femme (1970). Esta propuesta monográfica transcurrirá de manera paralela e independiente a la exposición permanente de Chillida, pero pondrá de manifiesto los múltiples puntos de conexión y convergencias entre ambos artistas. «Miró tiene un poder especial para hacer que sus curvas tiendan a ser convexas. Y como yo soy más bien cóncavo…», afirmaba Eduardo Chillida en 1984 respecto a este diálogo. Entre las obras seleccionadas destaca, también, un tapiz realizado entre 1989 y 1991 por Josep Royo a partir de una litografía del libro Le lézard aux plumes d’or del artista catalán.

El tapiz realizado por Josep Royo entre 1989 y 1991 a partir de la litografía ‘Le lézard aux plumes d’or’, del genio catalán.    Fotos: CHILLIDA LEKU

Colaboración

Miró en Zabalaga cuenta con la colaboración de instituciones como la Fundació de Palma, la Miró de Barcelona y la Colección BBVA, que han aportado el principal cuerpo de obra. La muestra cuenta con el apoyo de Centro Botín y otras colecciones privadas.