Representantes políticos y de la organización. | Juanjo Roig

0

Después de dos años de exilio en el cuartel de General Luque de Inca por culpa de la pandemia, el festival Incajazz vuelve a su ubicación original en el claustro de Sant Domingo durante el mes de julio. El alcalde de Inca, Virgilio Moreno, y la regidora de Cultura, Alice Weber, presentaron ayer las veladas de esta edición junto al responsable de Manangelment, Àngel Pujol, y del pianista de Ovella Negra, Joan Frontera. Los conciertos se celebrarán todos los domingos de julio a excepción de día 31 (festividad patronal) y comenzará a las 21.00 horas, con entrada solidaria en beneficio de la Fundació Es Garrover.

Precisamente, Ovella Negra será el grupo que abrirá el ciclo el próximo domingo, con una propuesta que combina música tradicional mallorquina, jazz y lindy hop además de la intervención de seis bailarines. El día 10 será el turno de Magalí Saré, la multiinstrimentalista barcelonesa que, a pesar de su juventud, no para de recibir reconocimientos    por su carrera. El domingo 17 ocupará el claustro Enric Pastor & Co., una agrupación que logró el premio al mejor disco de jazz en la última edición de los premios Enderrock de la música balear.

Poe cerrará el día 24 la decimosexta edición de Incajazz.Se trata de un proyecto liderado por el guitarrista madrileño Marcos Collado en el que se interpretan poemas de Edgar Allan Poe en clave de jazz. Cabe recordar queIncajazz cuenta con la colaboración de los restauradores y bodegeueros locales que sirven tapas, vinos y bebidas durante el descanso.