Jared Leto interpreta al doctor Michael Morbius, atormentado por una extraña enfermedad sanguínea. | Marvel

0

La última apuesta interpretativa de Jared Leto, Morbius, ultima sus días en la cartelera antes de dar el salto al streaming donde, quizá, podrá gozar de una mejor vida como ya le ocurrió en su momento a otras películas que pasaron sin pena ni gloria por las salas para revivir en el formato doméstico como Donnie Darko.

La cinta, que continúa en las salas de Cinesa en el Festival Park, fue dirigida por el cineasta sueco de origen chileno Daniel Espinosa (Life y El niño 44) y no ha tenido una vida muy favorable a nivel de críticas profesionales y opinión de los espectadores, aunque ha sido una montaña rusa a nivel de taquillas con un primer fin de semana de récord recaudando más de lo que costó, pero con una bajada también récord en el segundo.

En cuanto a Leto, además, se trata de otro de esos papeles en los que se ha entregado completamente. Del mismo modo que ya hiciera con otros personajes pasados, el cantante y actor también se dejó llevar por el método y no salía de su personaje entre tomas ni para ir al baño porque quería sentir realmente lo que era padecer una enfermedad sanguínea.

Como es sabido, Leto también ha tenido prácticas extrañas con algunos de sus compañeros de trabajo en otros rodajes, llegando a enviar ratas a sus colegas de reparto, haciendo que quepa preguntarse si los fiascos de sus últimas cintas no serán más que su empeño por extender esas torturas al público general.

En cualquier caso, Morbius llega al fin de sus días en la cartelera cinematográfica con la esperanza de tener un revival en su llegada al streaming, como una especie de segunda vida, al igual que el vampírico personaje que interpreta Jared Leto en la cinta que no deja de ser uno de los más interesantes del universo de Spider-Man.