El Teatre Principal de Inca acogerá este domingo su obra ‘53 Diumenges’ l El autor y cineasta catalán está trabajando en su nueva película, ‘Historias para no contar’. | R.C.

0

Amor de germans, amor de cans es un dicho popular muy arraigado en la Isla. Se refiere a las relaciones entre hermanos, poco profundas y llenas de envidias y riñas. Son precisamente este tipo de vínculos los que aborda el autor, cineasta y director de teatro Cesc Gay (Barcelona, 1967) en su nueva pieza, 53 Diumenges, que podrá verse este domingo en el recién estrenado Teatre Principal de Inca, a las 20.00 horas. La obra está protagonizada por Pere Arquillué, Cristina Plazas, Lluís Villanueva y Àgata Roca.
En esta «comedia muy irónica», como la define Gay, tres hermanos se reúnen para cenar y hablar de su padre, que se encuentra muy mayor. Esa situación es la «excusa», como apunta Gay, para hablar sobre los absurdos conflictos que se generan entre hermanos». «Trabajando en el texto me di cuenta de que, a diferencia de otras relaciones sentimentales o familiares, la relación entre los hermanos surge y se desarrolla desde el subconsciente, en lugares muy profundos que no recordamos», cuenta.

«Cuando eres pequeño, en el fondo, compites por el cariño de los padres, por quien tiene mejor habitación o mejores regalos. Los celos entre hermanos son innatos. Y era precisamente esto lo que más me interesaba explorar a nivel de dramaturgia», matiza.
Sobre el refrán, sin embargo, Gay disiente sobre la profundidad de estos nexos. «Las relaciones entre hermanos son las más intensas y profundas que tenemos, aunque no veas a tu hermano desde hace veinte años, es un vínculo y un conflicto que sigue ahí. En cambio, si te peleas con un amigo, al cabo de un tiempo te puedes olvidar de él», compara.

Sea en cine, series de televisión o teatro, Gay tiene como materia prima historias y personajes cotidianos, cercanos. «Disfruto mucho escribiendo comedia y en el teatro he encontrado el lugar para hacerlo», un lugar que encontró con Els veïns de dalt (Los vecinos de arriba en castellano, que recaló en el Auditòrium en 2017), su debut en este género.
Sobre si existe la posibilidad de que la pandemia se cuele en estos relatos comunes y corrientes, Gay asegura que «no me interesa mucho la actualidad». «Estoy muy agotado con el tema del coronavirus, me aburre. Puede que en unos años me interese, pero ahora mismo no. Si quisiera hablar de la actualidad hubiera escogido el periodismo», señala.

En cuanto al cine, en este arte también ha firmado grandes comedias, como la inolvidable Truman, protagonizada por Ricardo Darín y Javier Cámara o su última cinta, Sentimental, que precisamente nació de Els veïns de dalt. Además, Sentimental es el único filme español nominado en el festival de Cine Europeo de Berlín, cuya gala se celebra el 11 de diciembre. En este sentido, Gay afirma que los galardones «ayudan a prestigiar el trabajo y a visibilizarlo, es como gasolina para el depósito», pero lamenta que las comedias tengan menos protagonismo en los palmareses, aunque con alguna excepción, como su propia Truman o el reciente caso de El buen patrón, que ha batido récord con 20 nominaciones. Asimismo, el cineasta recuerda que «desde Billy Wilder hasta Woody Allen, la lista de grandes comedias es larguísima».

Ahora, Gay está preparando su próximo largometraje, Historias para no contar, que «se estrenará de cara a primavera». El reparto está liderado por Antonio de la Torre, Maribel Verdú, José Coronado y Quim Gutiérrez, entre otros, y está concebida como «una película episódica, al estilo de Una pistola en cada mano».