Un momento de la Festa de la Poesia en la Sala Gran del Teatre Principal de Palma. | Pere Bota

0

La Sala Gran del Teatre Principal se dio anoche un baño de versos; unos poemas con los que los asisentes viajaron por las tierras que tocan el mar Mediterráneo, emblema y razón de ser de la Festa de la Poesia, una cita que busca ensalzar y reivindicar las lenguas minoritarias a partes iguales. La velada, en la que participaron doce voces de diferentes países –dirigidos por el escritor y activista Biel Mesquida–, arrancó a las seis de la tarde y sirvió como broche de oro para la vigésimo primera edición del Festival de Poesia de la Mediterrània.

En esta ocasión, los poetas participantes fueron Odile Arqué (en catalán, de Catalunya), Mohamad Bitari (en árabe, de Siria), Antonina Canyelles (en catalán, de Mallorca), David Caño (en catalán, de Catalunya), Maria Teresa Ferrer (en catalán, de Formentera), Suzanne Ibrahim (en árabe, de Siria), Tere Irastortza (en eusquera, del País Vasco), Aurélia Lassaque (en francés, de Francia), Sandra Moussempès (en francés, de Francia), Gonzalo Navaza (en gallego, de Galicia), Lola Nieto (en castellano, de Catalunya), y Dolors Udina (en catalán, de Catalunya).

Además, sus versos estuvieron arropados por la música del reconocido instrumentista y productor Toni Cuenca, al contrabajo. Numeroso público disfrutó y se sumergió en este recital que llenó el Principal de los versos de nuestro mar Mediterráneo.