Los dibujos ilustran cómo aplicarlas diferentes penas. | Arxiu del Regne de Mallorca

7

Las luchas entre los nobles de Canamunt y Canavall, los asesinatos, los robos o los crímenes de sangre que acabaron ante los jueces de la Reial Audiència en la Mallorca del siglo XVII. Estas son las historias que puede esconder el manuscrito descubierto en el Arxiu del Regne de Mallorca: el libro de sentencias de la Cúria criminal de la Reial Audiència entre 1651 y 1660.

«Durante el proceso de revisión de nuestros fondos hemos podido identificar este manuscrito que creíamos perdido», explica el director del Arxiu del Regne de Mallorca, Ricard Urgell.

El documento, que ya se ha digitalizado, se restaurará en el Instituto del Patrimonio Cultural. Hasta ahora se pensaba que sólo se había conservado un volumen de las sentencias que dictó la Reial Audiència porque «la mayoría de documentación de la Cúria Criminal ha desaparecido por una purga en los archivos de todo el Estado, el hecho que este se encontrase descontextualizado probablemente sea lo que lo ha salvado» matiza el director del Arxiu del Regne de Mallorca.

Dibujos y penas

«Una característica singular de este libro es la presencia de numerosos dibujos junto a los textos que reflejan la pena aplicada a cada reo», explica el responsable del Arxiu del Regne. Así en el manuscrito que se creía desaparecido se pueden ver dibujos de condenados a la horca, descuartizados, degollados, desterrados a Cabrera u obligados a hacer trabajos forzados en las galeras reales.

El manuscrito encontrado necesita restauración.

Unos dibujos de trazos simples que según Ricard Urgell «podrían haber servido de índice visual a los encargados de transcribir las sentencias».

El manuscrito descubierto servirá para que historiadores e investigadores «puedan arrojar luz a los crímenes que cometieron los nobles, los payeses, los bandoleros o las capas sociales más bajas en la Mallorca del siglo XVII y que se juzgaron en la Reial Audiència», añade Urgell.

Unos crímenes entre los cuales podrían figurar los que se cometieron en Palma en nombre de los nobles de Canamunt y Canavall.