El ensayo audiovisual 'Pedis Possessio'. | Youtube: CTM FESTIVAL

0

Los extraterrestres visitan la Isla con el cortometraje Pedis Possessio. El ensayo audiovisual aúna música, texto y danza de la mano de Lucrecia Dalt, Miguel Prado y las mallorquinas Aina Climent y Judit J. Ferrer. Se estrenará simultáneamente vía streaming esta tarde a las 21.00 horas en los festivales de creatividad MUTEK Montrèal de Canadá y el CTM Festival. La pieza constituye el cuarto capítulo de un conjunto de seis episodios colaborativos entre diferentes artistas internacionales multidisciplinares.

Este proyecto nace en Canadá, comisariado por la bailarina Dana Gringras de la Compañía Animals of Distinction of Montréal y con el objetivo de «suplir los inconvenientes de la pandemia». Ferrer comenta que «todas las reuniones se desarrollaron a través de la aplicación de Zoom».

Dalt fue quien creó el concepto que fue perfeccionándose con las aportaciones de los demás. Destaca el papel de Miguel Padro, licenciado en Filosofía. En ese momento, la Isla aparece como pieza fundamental de la hipótesis. «Nos inspiramos en el libro de Mallorca mágica, de Carlos Garrido», resalta Climent.

Los extraterrestres visitan la Isla con el ensayo audiovisual 'Pedis Possessio'

Ferrer protagoniza en la historia el papel de una extraterrestre, Petra, que aterriza a la Tierra en forma de persona. Su misión es estratificarse, convertirse en roca, para alterar el sentido del tiempo de los seres humanos que entran en contacto con ella. El rodaje se ha localizado en varios rincones de la Isla, la cual, se convierte en un personaje más de la historia. Climent compara la pandemia y el aislamiento con la isla y el cuerpo. Además, añade «a la Isla la llaman Sa Roqueta y la protagonista acaba siendo una roca».

Así, el ensayo audiovisual Pedis Possessio pretende ser una invitación al público a tomar una «perspectiva alien del universo». Ferrer argumenta que el ser humano debe «distanciarse de uno mismo y de la humanidad para poner el foco en otras especies y en el planeta». Así, el cortometraje busca cuestionar la insignificancia del ser humano y su visión del tiempo. «Nos acercamos a la filosofía de la irrealidad que afirma que el tiempo no tiene porque ser como nosotros pensamos. Es una concepción que hemos inventado».