Gabriel Fiol y Carme Garí, el dúo Voicello, en una imagen promocional. | gonzalo

0

El Castell de Bellver será mañana escenario, a las 20.30, de la nueva propuesta del dúo Voicello, que integran la soprano Carme Garí y el violonchelista Gabriel Fiol. Se trata del espectáculo Ópera Mediterránea, una propuesta que «fusiona ópera pop en formato crossover, una historia de amor y canciones propias inspiradas en la belleza del Mediterráneo», detalla el conjunto en un comunicado. En esta actuación, que se incluye dentro de la programación del ciclo Estiu a Bellver, les acompañará Miquel Marqués a la batería.

Lo que distingue a los integrantes de Voicello es la búsqueda de nuevas sonoridades en todo aquello que interpretan, tanto si son versiones de ópera italiana de maestros como Bellini, Puccini o del francés Leó Delibes, como un tema de la cantautora local Miquela Lladó o la música que han ido componiendo durante este tiempo de pandemia, en el que también han tenido una hija. En Ópera Mediterránea sonará todo eso gracias a la utilización, por parte de Gabriel Fiol, de un aparato denominado pedalera de loops, que incorpora a su violonchelo y con el que consigue sonidos «muy actuales».

Temas propios

En cuanto a sus temas propios, «los definiría como música descriptiva, cinematográfica, con ritmos vivos, arreglos vistosos», detalla Fiol, quien ya había compuesto en los últimos años para su proyecto personal Cello Works. Ahora, la novedad estriba en que en estas piezas, fusión de «clásica y moderna», ha trabajado para violonchelo y voz, la de Carme Garí, soprano lírica ligera.

«La característica de mi voz es que puede alcanzar notas muy altas y notas bastante bajas. En estos temas utilizo todo esto como en el pop, con un registro más bajo, como si fuera la voz de una cantante de musical, lo que significa un contraste con la parte más lírica», señala, por su parte, Garí.

También, cuando la vocalista interpreta ópera, su voz se modula de acuerdo con estas sonoridades que buscan, y que han ido perfeccionando con el tiempo hasta alcanzar un sello propio a base de «percusiones, mezclas o armonizaciones diferentes».