El artista Nils Burwitz, junto a un ejemplar de ‘Los bancales de Marina’. | ROBERTO LEÓN

0

Aunque se mire lo mismo desde la misma perspectiva, «siempre pasa algo nuevo». Lo explica Nils Burwitz (1940), el reconocido artista que lleva «más de media vida» en Valldemossa, donde se instaló en 1976. Durante 45 años la mirada de Burwitz se centró más de 300 veces en los bancales que delinean el paisaje. Torrados al sol, cubiertos de nieve o repletos de guiños a otros artistas. Todos acompañados de textos que, en esta edición exclusiva y bilingüe en inglés y alemán –en el futuro saldrá en castellano y catalán–, se recopilan en Los bancales de Marina, un libro con 100 acuarelas con una tirada de 500 ejemplares que «no está hecho para el mercado ni para mí, sino para mi difunta esposa».

El libro fue presentado este jueves en Llibres Ramon Llull, donde Burwitz explicó los detalles de varias de las composiciones pictóricas así como diferentes anécdotas que pueblan los recuerdos de su larga vida. Desde aquel primer contrato en una librería alemana de posguerra donde «hice más interesantes unos escaparates que, hasta entonces, eran demasiado militares», hasta el rescate de ejemplares olvidados en los mercados de segunda mano como una colección de obras de Da Vinci o Yo, Claudio, de Robert Graves.

«Es un nexo bonito», explicó Burwtiz, el hecho de que él admirara a Graves de joven y luego, años después, fuera vecino suyo y hasta «le guardara el correo» de vez en cuando.

Afán

A través de la pintura, la escritura o la poesía, Burwitz confiesa que siempre ha tenido «afán de estar entre libros» y que, de hecho, «crecí en una librería», y eso es lo que le ha llevado a realizar esta edición con una tirada bibliófila de 80 ejemplares con impresiones digitales de las acuarelas donde Burwitz conecta en su pintura y sus textos los recuerdos de infancia en el Mar Báltico con la propia Valldemossa, o las librerías de París y Alemania con la imprenta de Calafat así como la idea de la fuerza de la expresión artística para determinar que «arte y vida son uno»

Una exposición retrospectiva en la Coll Bardolet

Además de la publicación de este libro, que puede adquirirse a través de su página oficial o la librería Llibres Ramon Llull, Burwitz también protagoniza a partir de mañana la exposición Vida i art. Tot U, en las plantas segunda y tercera de la Fundació Cultural Coll Bardolet cuyo acto de inauguración arrancará a las 11.00 horas. La muestra se mantendrá abierta al público hasta el próximo 22 de agosto.

Será una retrospectiva a toda la carrera de este creador que ha vivido en Alemania, Sudáfrica y Valldemossa. A través de su obra se pueden rastrear sus intereses artísticos. Los mismos que le llevaron a realizar trabajos en las vidrieras de varias iglesias de la Isla, como la propia Cartoixa de Valldemossa, donde el color posee una gran importancia a pesar de la reticencia inicial de quienes le hicieron el encargo.