Joan Gual con la pértiga en su lugar de trabajo.

0

Joan Gual, experto en insuflar vida a lo que fue y quedó en la memoria, es una especie de Indiana Jones del siglo XXI. A falta de látigo y sombrero este joven marratxiner cuenta con un aliado mucho más poderoso: la tecnología. Y es que gracias a ella realiza auténticas virguerías, como una reciente virtualización en tres dimensiones del talayot de Son Fred (Sencelles).

Mediante la fotogrametría y la recopilación de más de 1.100 fotografías in situ para generar ese modelo 3D, Gual ha creado un nuevo talayot que vive en la red, y cualquiera, con un golpe de clic, puede recorrerlo palmo a palmo, casi milimétricamente.

«Empecé con el proyecto para practicar lo aprendido en el máster de Patrimonio Virtual que cursé en la Universitat d’Alacant, con el que obtuve los títulos de especialista en virtualización del patrimonio y especialista en restauración virtual. Aquí aprendí a obtener modelos 3D de piezas y yacimientos, llevar a cabo reconstrucciones digitales de elementos que no han llegado a nuestros días, la restauración virtual, etc».

«Como trabajo de fin de máster hice una reconstrucción virtual del puerto de Palma del año 1760 a partir de diferentes planos del muelle y de la ciudad de aquella época y gran cantidad de documentos», explica.

Recreación virtual del espigón del puerto de Palma en 1760 a partir de documentos históricos.

Antes de la especialización cursó el grado de Conservación y Restauración de Bienes Culturales en la Universitat de Barcelona, y desde entonces siente especial predilección por la conservación y restauración de material arqueológico. Al salir de la universidad no ha parado de formarse, y para poner en marcha todo lo digerido se planteó un proyecto de envergadura.

«Fue todo un reto debido a sus grandes dimensiones», comenta el especialista, quien para acometer su misión construyó una pértiga casera de seis metros de altura para obtener vistas desde arriba. El resultado se puede disfrutar en la plataforma Sketchfab y en la edición digital de Ultima Hora. Y, ¿qué hay del futuro? «A la larga me gustaría poder trabajar como conservador o restaurador en algún museo, y poner en marcha proyectos de virtualización del patrimonio a fin de hacerlo más accesible. Poder estar en contacto con piezas históricas es un privilegio, este es un mundo apasionante en el que hay mucho trabajo por hacer».

palma joan gual foto morey
El restaurador Gual. Foto: J.Morey