Un momento de la subasta celebrada este martes.

2

La sede londinense de la casa de subastas Christie’s dedicó este martes una sesión al Arte de lo Surreal, donde la cotización de cinco obras de Joan Miró superó, en global, los 25 millones de euros. Se trata de Peinture (1925), con unos doce millones, Le piège (1924) por algo más de seis, Peinture (1927) por dos millones y medio, Goutte d’eau sur la neige rose (1968) por casi cuatro millones y medio, y Projet d’illustration d’un livre (1970) por unos cien mil euros.

De todas las obras ofrecidas, Peinture (1925) fue la que obtuvo el precio más alto del bloque Arte de lo Surreal, donde también figuraban piezas de Max Ernst, René Magritte, Man Ray, Marcel Duchamp y Salvador Dalí, entre otros. Le mois des vendages de Magritte se acercó a la cifra de venta de la de Miró, al superar los once millones de euros.

Pintada en verano de 1925, Peinture forma parte de las piezas conocidas como oníricas de Miró, en su búsqueda hacia nuevos códigos pictóricos. «Estas obras son algunas de las más importantes de su carrera y fueron el producto de la mente visionaria durante un periodo de crisis creativa del artista», aseguraron los responsables de Christie’s. Procedente de la colección Claude Hersaint, Peinture se ha podido ver en el Musée National d’Art Moderne de París, en la Tate Gallery de Londres, en la Fundación Maegth de Saint-Paul-de-Vence, así como en Viena, Frankfurt y Zúrich. En octubre de 2018, formó parte de la retrospectiva sobre Miró del Grand Palais de París.

El óleo La piège fue propiedad de André Breton, que lo compró poco después de su creación, y se exhibió en la Exposición Internacional del surrealismo de 1959-1960. Ambientado en el paisaje natal de Miró, fue creado en Mont-roig en verano de 1924. De las pinturas de esa época, el poeta y crítico de arte Jacques Dupin llegó a señalar que «Miró había empezado a crear un espacio y una realidad completamente nuevos». Otra obra vendida fue Peinture, creada en 1927 en el estudio de Miró del distrito 18 de París.

De otra etapa es Goutte d’eau sur la neige rose, óleo de 1968, el mismo año de los actos del Any Miró, que conmemoraron en Barcelona el 75 aniversario del artista. La tela es el primero de dos lienzos, de idéntico tamaño y pintados con un mes de diferencia, en los que Miró jugaba con la inversión de colores. De 1970, es Projet d’illustration d’un livre, donde el artista llega a la máxima simplicidad formal, que recuerda el arte de la caligrafía japonesa. El dibujo Leda Atómica (1947) de Salvador Dalí llegó a la cantidad de 406.000 euros. La recaudación total de las obras surrealistas superó los 56 millones de recaudación, en una sesión que estuvo precedida por la venta de obras agrupadas en un bloque titulado Siglo XX, que logró los 140 millones de euros de beneficio, y que estuvo encabezado por el cuadro Femme nue couchée au collier de Pablo Picasso, vendido por casi 17 millones.

‘Peinture’ (1925), la de mayor cotización.