Sebastià Bennasar novela los delitos y las huidas del ‘Rambo de la Cerdanya’

| Palma |

Valorar:
El prolífico autor mallorquín Sebastià Bennasar.

El prolífico autor mallorquín Sebastià Bennasar.

Carles Domènec

El escritor y periodista Sebastià Bennasar (Palma, 1976) publica El rei de la Cerdanya (Capital Books), una novela basada en la vida de Martí Cots Saleta, más conocido como Rambo, un personaje con una vida al límite, protagonista de una espectacular huida de la cárcel, y que llegó a estar un año y medio como fugitivo, escondido en el Pirineo catalán.

«Su actividad delictiva empezó en los años 80, con un atraco a un taxista, y a partir de ahí empezó un largo periplo de entradas y salidas de la cárcel», explicó Bennasar, quien recordó que «en el año 1993, protagonizó una de las fugas más espectaculares que se conocen, cruzando la frontera hacia Franca a bordo de un tractor amarillo, perseguido por gendarmes que llegaron a emplear un helicóptero, fue capaz de llegar a Italia donde le detuvieron, se escapó de nuevo cuando los carabinieri lo llevaban a comisaría, y consiguió regresar a Catalunya, donde estuvo un año y medio escondido en refugios y casas abandonadas».

El Rambo de la Cerdanya cometió numerosos robos y se enfrentó en diversas ocasiones a la policía. En el año 1992, secuestró a cuatro personas en un refugio de montaña.

Después de ingresar en la cárcel de Ponent (Lleida), donde estuvo preso durante cinco años, aprovechó un permiso para no regresar a la cárcel. Atracó varias entidades bancarias, un camping, una gasolinera y un hotel, y robó numerosos vehículos. En la actualidad, Martí Cots está libre.

«No he querido escribir un libro de periodismo, es una novela a partir del personaje real», advirtió Bennasar, quien comentó que «el narrador es tan importante como la historia de Rambo, en cierta manera es el contrapunto perfecto, uno tan instintivo y, el otro, reflexivo e intelectual, intentando empatizar con el protagonista, pero también con sus víctimas».

Entre esas reflexiones del narrador, figuran en el libro comentarios sobre literatura y periodismo. «Hay en ese narrador una parte real, que puede ser de alguien como yo, y que representa a esa clase media baja de escritores en lengua catalana que intenta sobrevivir de escribir y que estamos condenados a hacer muchísimas otras cosas», señaló Bennasar, quien detalló que «la élite de escritores en catalán la forman un pequeño grupo de 5 a 10 escritores que sí pueden vivir bien de su literatura, después hay un grupo de unos 20 que más o menos van viviendo y, por debajo, hay unos 200 escritores que aspiran a ser uno de esos 20, se pelean por subsistir, y, de vez en cuando, ganan algún premio literario».

Supervivencia

La publicación de El rei de la Cerdanya coincide también con la aparición de otros dos títulos del mismo autor: Cazando búfalos con Bolaño (Calambur), que es un manual de supervivencia para escritores sobre las oportunidades que tienen para dedicarse a este oficio, y Embat, el vent de la cultura (Imagine Books), un reportaje con entrevistas sobre la historia de la librería Embat de Palma.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.