Alba Flores: «Espero que el final de ‘La casa de papel’ deje el listón de Nairobi muy alto»

| Palma |

Valorar:
La actriz Alba Flores, en una imagen reciente.

La actriz Alba Flores, en una imagen reciente.

Flores es uno de esos apellidos inevitablemente ligados al arte. Sea del tipo que sea, pero siempre excelso. En el caso de Alba, el arte elegido es la actuación, profesión que la ha llevado a ser la conocida Nairobi en el fenómeno mundial La casa de papel. El sábado, a las 19.00 horas, junto a la Extraña Compañía que colidera, recala en Palma con La excepción y la regla, obra de Bertold Brecht que impulsa a la reflexión sobre las contradicciones del sistema capitalista, pero sin dar la espalda a los muchos contrasentidos del propio ser humano.

¿Es su primera visita al Teatre Principal de Palma?
— Yo diría que sí que lo es. Estoy muy contenta de tener la suerte de poder salir de Madrid un poquito y seguir con la gira, aunque sea a duras penas y con menos público del que nos gustaría. Esto le da sentido a lo que hacemos.

La excepción y la regla es un texto de muchísima actualidad por sus críticas a las desigualdades del sistema, ¿por qué razón lo escogieron en La Extraña Compañía?
— Precisamente por eso, que es lo que nos interesaba de Brecht. La directora, Catalina Lladó, que es y fue maestra nuestra, nos mostró el interés que tiene. Es un autor que reflexiona sobre el sistema y las conductas humanas en este sistema concreto, que es el capitalismo. Aunque fuera escrita en 1930, tiene mucho reflejo en la actualidad porque los tiempos cambian, la tecnología cambia, y muchas cosas cambian, pero el sistema sigue siendo el mismo. No paramos de darle vueltas al capitalismo.

La búsqueda de un yacimiento de petróleo de la protagonista es la vía de entrada a una dialéctica de explotadores y explotados, ¿cómo reflexiona el texto sobre ello?
— La lucha por los recursos en la que todo se monetiza, incluso con cosas que antes eran un derecho fundamental, como el agua, obedece a esa voluntad de sacarle un beneficio y una plusvalía a todo. La propuesta de la compañía es que más nos vale repensar esto.

¿Repensar qué exactamente?
— El haber naturalizado que las cosas sean así. Mirar lo que vemos como algo natural como si fuera algo extraño, lo que Brecht llamaba el extrañamiento. Por ejemplo, cómo tenemos que pagar por el agua, que es un recurso del propio planeta que nos pertenece a todos.

La representación de estos temas se hace a través de una gran expresión corporal. ¿Elimináis las florituras?
— Esa es una palabra curiosa. Más bien diría que es poner las florituras al servicio del teatro, porque la gente también viene a entretenerse, y eso es un valor. Las ponemos al servicio de la historia para que se entienda bien y a través de la herramienta que es el cuerpo, que es un lenguaje propio de Brecht.

Además del teatro ha estado inmersa en la grabación de Maricón perdido, del escritor Bob Pop, ¿qué tal la experiencia?
— Ha sido encantadora, maravillosa y una manera muy diferente de trabajar. Es fuerte hacer la vida de alguien, como este caso la de Bob Pop, que además está ahí delante mientras la haces. Tiene un aroma muy personal y creo que va a ser algo a lo que no estamos acostumbrados en la ficción española.

El próximo año también finalizará La casa de papel, serie que le dio el salto a la fama, ¿cómo vivirá su desenlace?

— Como una espectadora más porque no sé nada de nada. De verdad. Creo que tienen algo preparado que será un bombazo muy gordo y estoy muy nerviosa de ver cómo acabarán todo. Espero que dejen el listón de Nairobi muy alto.

Ha trabajado muchísimo en teatro y en televisión, ¿se queda con alguno de esos mundos?
— El teatro que hago ahora, en el que lo autogestionamos todo, te da mucha libertad, y eso es algo que no puedo tener en ningún otro lugar. Es un proceso de aprendizaje y exploración que es una riqueza que otros lugares no me aportan porque buscan la eficacia y los resultados desde el principio. Pero no es que me guste uno más que el otro, sino que el teatro es un espacio vital para mí. Descubro cosas y lugares, artísticamente, que puedo usar luego en la televisión y en las series en las que trabajo.

El elenco de ‘La excepción y la regla’, de Bertold Brecht.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

hereu
Hace 3 meses

Tal vez Brecht fue lúcido en lo que respecta al capitalismo pero ciego de solemnidad respecto a la RDA o Alemania comunista.

Valoración:menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1