«Los ‘felanitxers’ tienen el mérito de haber resistido al turismo de masas»

| Palma |

Valorar:
Andreu Gomila (en el centro), ayer en la Setmana del Llibre, donde presentó ‘Felanitx’.

Andreu Gomila (en el centro), ayer en la Setmana del Llibre, donde presentó ‘Felanitx’.

Con el poemario Felanitx (Edicions 62), Andreu Gomila (Palma, 1977) acaba de ganar el Premi Gabriel Ferrater. El libro representa un homenaje a un paisaje, del que se ha apoderado el autor para explicar quién es. El escritor y periodista, que vive en Barcelona, estuvo ayer en la Setmana del Llibre en Català de Palma, donde conversó con Esteve Plantada. Hoy, a las 11.30 horas, presenta el libro en el Cafè Can Moix de Felanitx.

Con su poemario contribuye al mito literario de Felanitx y Portocolom, como Miquel Bauçà, o como hicieron Baltasar Porcel con Andratx y Blai Bonet con Santanyí

—Miquel Bauçà no lo hizo directamente, pero sí metamórficamente. Felanitx y Portocolom han ido apareciendo en mis novelas Continents y El port, y en el poemario El carrer dels dies. Consciente o inconscientemente, Llucia Ramis y yo hemos decidido elevar a la categoría de mito nuestra infancia y adolescencia. Yo no soy de Felanitx, pero, cuando pienso en Mallorca, lo hago inevitablemente en Felanitx, donde tengo muchos amigos y donde sigo yendo cada verano. Con este poemario, he intentado apropiarme de un paisaje que no es directamente mío. Parte de mi educación sentimental se forma en Portocolom.

Se preocupa por la herencia que transmitirá a sus hijos en forma de paisaje.

—No tengo ni dinero ni propiedades. Pienso en lo que dejaré a mis hijos. Si todo va bien, yo moriré y ellos seguirán viviendo. Ellos no son mallorquines, son barceloneses. Como no puedo dejarles nada material, lo único que les puedo legar es un paisaje, un lugar. Cuando nos bañamos en la playa de Portocolom, mis hijos saben que lo están haciendo en mi mar. Por suerte, no ha cambiado tanto desde que yo era niño.

Es un poemario lleno de confesiones que dan a entender que el mundo es imperfecto. ¿Cómo ha sido la elección de la estructura del libro?

—Hay dos partes relacionadas. Empieza con un poema largo, de unos 430 versos, heptasílabos, que es un homenaje a Miquel Bauçà, el gran autor contemporáneo que ha cultivado esta métrica. Explico quién soy, cómo es mi pueblo. Todo el libro es una búsqueda de la propia identidad. La segunda parte consta de poemas breves sobre cuestiones como la herencia, el amor o el crecimiento como persona. He trabajado mucho esta segunda parte, porque te la juegas más en cuatro versos que con cien. La belleza no produce alegría, sino melancolía.

En uno de sus poemas breves dice: ‘em mir al mirall, no em veig. El reflex no té memòria’.

—Cuesta mirarnos en una fotografía de niño y pensar que eres la misma persona.

¿Tiene algo que ver todo el teatro que ha visto, como crítico, en la cantidad de imágenes que contienen sus poemas, en una especie de puesta en escena?

—No conscientemente. Es cierto que el primer poema es bastante cinematográfico, creo una especie de montaje paralelo, con un relato y varios flashbacks. Lo de las imágenes debe ser por la voluntad del uso de un lenguaje metafórico, de decir las cosas de manera indirecta y crear imágenes que sean reconocibles.

Retrata un Portocolom primigenio, a veces oscuro.

—Es distinto a la mayoría de pueblos costeros, donde todo tiene que estar en su sitio y parecer nuevo. Es un pueblo sin demasiadas tiendas de souvenirs. No está hecho para los turistas, algo que seguramente no es buscado. Es un pueblo extraño, diferente a los otros de Mallorca. Al pasear de noche, en verano, hay poca luz, es silencioso, se oye el ruido de las barcas.

Y la determinante presencia del faro.

—Portocolom es un puerto cerrado y pequeño, un puerto natural muy bonito, protegido de las tempestades. Es un ecosistema particular. Los felanitxers tienen el mérito de haber resistido al turismo de masas, a conciencia. Eso ha provocado que no sea uno de las poblaciones más prósperas de Mallorca, pero como poeta es ideal, un lugar donde no hay que cantar su destrucción. Puedo contarles a mis hijos que una determinada calle es como era cuando yo tenía su edad.

Conoce bien Buenos Aires y la realidad argentina. ¿Qué le parecen las imágenes del funeral de estado al futbolista Maradona?

—Maradona es el personaje más importante en Argentina del siglo XX. Recuperó el orgullo de un país. En los años 80, era un país derrotado, que había sufrido una dictadura feroz. La vida y el final de Maradona son una metáfora del país, que no acaba de solucionar sus problemas. Es un país que fue masacrado por los militares. Han intentado repararlo, a diferencia de España con el franquismo, pero no acaban de mejorar. Ascienden y descienden. Kirchner era una presidente más o menos bueno, y se les murió. Es siempre un volver a empezar perpetuo, como Maradona, siempre metido en situaciones fatales y recuperándose, y cayendo de nuevo. A su lado, Messi es un monaguillo. El fútbol ha cambiado mucho. Antes eran más humanos, ahora son dioses olímpicos y deben ser ejemplos.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 2

Edu
Hace un mes

Primero: Felanitx no resistió al turismo sino que el turismo no quiere ir a Felnitx. Creo que el porqué no necesita explicación, no?. Segundo: Si este personaje dice conocer la realidad argentina, apaga y vámonos. Cualquiera opina de cualquier cosa. Mejor que se dedique a promocionar el catalán.

Valoración:8menosmas

Juan
Hace un mes

Una población en contra del turismo de los otros, mientras alquilan su piso/casa en Portocolom en modo vacacional hacen discursos de turismofobia ...

Valoración:10menosmas

Colau
Hace un mes

Merit???? Turistas pot eser no en voras, ara esterengers m'agre is a punta pals!!! Pobres padrina que varen fer un día, gran a Felanitx!!

Valoración:7menosmas

comellar
Hace un mes

Pero, ¿quién quiere vivir ahora en la población de Felanitx?

Valoración:11menosmas

clio
Hace un mes

Fenalitx se acerca hacia un paisaje distópico. Hay edificios valiosos del pasado pero en estado de abandono y, a veces, degradación. Supongo que la población misma (no el municipio) pierde población por su pérdida de atractivo y la competencia de Portocolom.

Valoración:14menosmas

Paco
Hace un mes

Felanitx mérito!!! Jajaja. Mérito de qué????El pueblo está degradado total. Y si caminas por sus calles parece que estás en un suburbio de Rabat. Los turistas no vienen a sitios así. Si estuviera bien cuidado sería un pueblo bien bonito.

Valoración:17menosmas

felanitxer
Hace un mes

Portocolom és una claveguera com sa bassa de Son Navata. Fa 60 anys anaves an Es Babo o a Sa Bateria i en una hora pescaves un plat de roqueret per fer una bona greixonera d'arròs amb peix. No era com ara, que si agafaves un esparrall o una donzella de 5 centimetres te poden posar una multa. Si ara no hi ha peix no és perque no hi hagues en aquell temps una norma que exigis una mida minima des peix capturat, sino per ses brutors que hi han fet dins la mar.

Valoración:9menosmas

Tomeu
Hace un mes

Poesía aparte, es cierto que Felanitx ha esquivado el turismo de masas pero el precio que paga por ello es tremendo, visitar Felanitx es retroceder a los años 60 pero con mezquitas y negocios cerrados, el pueblo se está degradando año tras año. Progreso o retroceso, Felanitx es un buen ejemplo.

Valoración:19menosmas

@El Molenbeek de Mallorca
Hace un mes

Soy felanitxer y llevas razón aunque confundes pueblo con municipio. Portocolom que es el núcleo costero del municipio es más atractivo y te explico el porqué: el pueblo de Felanitx (la capital del municipio) está degradado porque muchos paisanos míos que han heredado una vivienda, que mayoritariamente necesita una reforma, en vez de acondicionarla para ellos o sus hijos, se han ido a vivir a su segunda residencia de Portocolom, se han construido un chalet allí o en el campo, para no ser menos que sus amistades. Ya se sabe: vivir en un chalet o en la costa viste mucho. Y la casa o piso que era de sus padres, abuelos, la tía solterona, etc. la alquilan sin hacer ninguna reforma o gastándose lo mínimo, a los inmigrantes. El 50% de la degradación del pueblo se debe a este motivo y el otro 50%, a lo que ocurre en los demás sitios: las ayudas que los servicios sociales municipales, autonómicos, del Consell, ONG's como Caritas, Cruz Roja, etc. les dan a los "nouvinguts".

Valoración:15menosmas

Marieta
Hace un mes

Disculpen , porto colom una monada ,pero Felanirx mérito de qué? Si parece Rabat

Valoración:14menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 2