Toni Galmés: «No me preocupa la perfección en mis dibujos»

| Palma |

Valorar:
Toni Galmés posó en Manacor para esta entrevista.

Toni Galmés posó en Manacor para esta entrevista.

T. Ayuga( )

El ilustrador Toni Galmés, uno de los más prolíficos y proyección de las Islas, acaba de publicar con B de Blok (Penguin Random House) los dos primeros volúmenes de La casita bajo tierra. Es la primera vez que Galmés trabaja para Penguin y ya está ultimando los dos próximos libros de esta colección, con un total de seis, ya de cara a 2021. «La casita bajo tierra es una colección para primeros lectores, con textos de Catalina González, una autora muy reconocida de literatura infantil», apunta Galmés. Estos libros tenían que ver la luz el pasado marzo, pero la crisis sanitaria retrasó hasta ahora su lanzamiento.

De momento, la colección consta de seis libros, que narran las aventuras de los Zarzamora, una familia de liebres –Mirna y Sam y sus retoños, Lena, Tom y Olivia– que se instalan en Rocadeliciosa, donde poco a poco irán construyendo su hogar, alejado del ruido exterior.

«Enseguida que me propusieron este encargo acepté, pues conozco el trabajo de Catalina González, autora de Prímula Prim. Me encantó el proyecto porque recordaban a los cuentos ingleses, que versan sobre la naturaleza y los animales, de escritoras e ilustradoras como Beatrix Potter y Jill Barklem. Rápidamente entendí el mensaje de amor hacia la naturaleza y me gustaron estos personajes tan carismáticos», cuenta.

Las ilustraciones están elaboradas con tinta y acuarela, teniendo como referentes a Potter, «gran dama de la ilustración inglesa», y Barklem, «gran cuentista de los años 80». «No se trata de copiarlas, pero sí que me inspiraron, aunque lo he llevado a mi terreno, a mi tipo de dibujo, que es de trazo un poco rápido que intenta ser limpio, sin preocuparme por la perfección, sino que simplemente sean dibujos vivos», detalla.

En el primer volumen, subtitulado Cosecha de amigos, se narra como Mirna y Sam Zarzamora encuentran un valle ideal donde construir su propia madriguera, huyendo de la destrucción de las liebres de piornal en otros lares. En el segundo, La fiesta de primavera, sus tres retoños mellizos, Lena, Tom y Oli celebrarán su cumpleaños con una fiesta muy especial.

«Es muy diferente a lo que he hecho hasta ahora, aunque me siento muy cómodo. Normalmente trabajo en álbumes ilustrados o en ilustraciones para editoriales o revistas, pero esto es más una novela ilustrada para los primeros lectores. Además, cada libro tiene un centenar de páginas casi todas ilustradas, lo que permite desarrollar mucho más la historia y la psicología de los personajes, con muchas expresiones diferentes y me puedo explayar ilustrando el paisaje donde viven los personajes», afirma.

«Estoy muy contento y agradecido a la editorial, a B de Blok y a Penguin Random House. Todos nos hemos dejado la piel, pero el equipo de diseño ha hecho un trabajo exquisito, es una edición muy preciosista, que respira cuentos clásicos para disfrutar de su lectura y para tener en la biblioteca. Es un libro que los pequeños disfrutarán, pero estoy convencido de que los padres también, pues evocan esas historias, esas fábulas que leíamos y nos contaban cuando éramos pequeños», asegura Galmés, que justo acaba de ser padre. «Ahora empieza un nuevo Toni, un nuevo ilustrador. Para todo el que se dedica a la literatura infantil la llegada de un bebé es fundamental. Me considero una persona empática y no me cuesta meterme en las historias, pero ahora los dibujos que hago son pensando en mi hija, Martina, que sin duda será una inspiración», afirma emocionado.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.